24 julio, 2024

Análisis de Frank and Drake: un cuento gótico moderno

Appnormals Team nos sorprendieron hace unos años con el premiado STAY, un thriller lleno de puzles y estilo pixelart que te enganchaba del cuello y te metía en su historia. Demostraron que el éxito de su primer título no fue fruto de la suerte del principiante gracias a su segunda obra, Terracotta, que tenía un estilo gráfico y jugable muy diferente. Ahora con Frank and Drake hacen borrón de todo lo que han aprendido en lo visual, pero mantienen el foco en lo que más les importa: la historia.

Frank and Drake - Mystery Trailer

Como diseñador no puedo dejar de envidiar lo que este pequeño estudio ha conseguido: un trío de juegos con estilos gráficos muy diferentes y, qué cabrones, tres lecciones de cómo se dominan cada una de esas técnicas. En el caso de Frank and Drake le toca el turno a la rotoscopia, que consiste en grabar un vídeo con imágenes reales y luego redibujar y reinterpretar cada uno de sus fotogramas. Es una técnica que se dio a conocer en los años 30 del siglo pasado gracias a películas de Disney y que otorga una sensación de gran realismo al movimiento de los personajes. En resumen es un trabajo arduo pero que da unos resultados espectaculares.

Tenemos a unos personajes muy vivos que se mueven por una ciudad igualmente llena de vida. Y de cierta magia, porque Frank y Drake se mueven en un mundo realista pero que tiene un ambiente entre mágico y lisérgico. No por nada Appnormals lo definen como una historia gótica moderna. Nada que ver con tu primo Rodolfo, el que siempre va maquillado y lleva camisetas de Sisters of Mercy, aquí hablamos de literatura gótica. Ya sabéis, historias en el que la dura realidad se ve envuelta con un halo fantasmal.

Dos grandes clásicos de la literatura gótica, Frankenstein y Drácula, son los escogidos para inspirar a los protagonistas de la historia. Frank es el encargado de mantenimiento de un edificio y tiene problemas de memoria. Al comienzo de la historia recibe una nota: esta noche llegará su nuevo compañero de piso. Se llama Drake y necesita un cuarto en el que no entre la luz, pues tiene alergia al sol.

Lady Halcón, la película de 1985, también ha servido de fuente para la trama pues ambos personajes no pueden llegar a verse. Frank vive de día y Drake sólo puede hacerlo durante la noche. La comunicación entre ellos es a través de las notas que se dejan y de las decisiones que tomemos dependerá si tienen una buena o mala relación personal.

Lo primero que debemos decidir con Frank es si preparamos la habitación de Drake para que al llegar se encuentre con un hogar cómodo y sin luz entrando por la ventana o si nos dedicamos a otras tareas ignorando sus necesidades. Aquí comienzan una serie de bifurcaciones en la historia que veremos representadas en un diagrama y que nos llevarán a seis finales distintos más o menos satisfactorios.

Igual que pasa en los juegos de David Cage, como por ejemplo en Detroit: Become Human, cuando elijamos una bifurcación nos daremos cuenta que hemos abierto un nuevo camino y dentro de nosotros algo nos hará querer comenzar una nueva partida al finalizar la presente. La próxima vez iré a trabajar en lugar de holgazanear, a ver qué es lo que sucede. La primera partida puede terminar en un puñado de horas, pero algunas ideas de la trama quedan inconclusas y no seremos capaces de entender todo hasta que veamos los diferentes finales.

La jugabilidad de Frank and Drake recuerda a Hotel Dusk, una aventura narrativa en la que también íbamos destejiendo un misterio a la vez que conocíamos la historia del personaje. En este caso la forma de contar la historia es a través escenarios llenos de puntos de interés que llaman nuestra atención temblando con un efecto visual. Al pulsar en estos objetos obtendremos fragmentos de la historia o nos meteremos en un puzle que al ser resulto continuará la trama.

Frank and Drake es un título que encierra más de lo que parece a simple vista. Un indie español que se coloca entre los más sorprendentes de los últimos meses y que merece la pena probar. A poder ser en un ordenador, ya que se deja jugar mucho mejor con un ratón. La adaptación a consola es más que correcta, pero algunos rompecabezas no funcionan igual de bien con un mando, hay que tener paciencia y clicar varias veces para dar con el punto.

Frank and Drake te gustará si:

  • Las aventuras gráficas llenas de puzles son lo tuyo, clicar y resolver, leer y clicar.
  • Te gustan los juegos que te saben contar una buena historia.

Por el contrario no te gustará si:

  • Lo tuyo es la acción pura y dura. Necesitas un chute rápido de adrenalina y una aventura narrativa no te lo va a dar. Que le den al coco los demás.
  • Eres más de Maluma que de Christian Death.

Hemos jugado acompañado a Frank and Drake en su aventura en Xbox Series X y PC gracias a los códigos proporcionados por Appnormals Team.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post