dark-souls-ii-xbox-one-aranas

Las mejoras de Dark Souls II en Xbox One

Según afirma Yui Tanimura, las mejoras de Dark Souls II en Xbox One van a ir más allá de un lavado de cara y los contenidos propios de los DLC. Según comenta el responsable del juego de From Software, veremos el típico incremento de resolución frente a Xbox 360. Esto permite percibir detalles a mayor distancia, por ejemplo, incluidos enemigos que antes nos encontrábamos cuando estábamos más cerca.

Las mejoras de Dark Souls II en Xbox One incluirán cambios en los enemigos.

Las mejoras de Dark Souls II en Xbox One incluirán cambios en los enemigos.

Al haber más resolución, en Dark Souls II: Scholar of the First Sin la pantalla se llena con más elementos que tener en cuenta. Con esto, según afirma Tanimura, la inmersión crece y el juego cambia. El ejemplo que pone es el de las arañas que te rodean en Brightstone Cove Tseldora. Habrá más, con mejor detalle y dispuestas a acabar con nuestro personaje.

En el artículo de DualShockers también afirman que las mejoras de Dark Souls II en Xbox One irán más lejos. No solo tenemos que fijarnos en el incremento de resolución, que es importante. También la experiencia jugable será algo diferente. Estos cambios afectarán a los personajes no jugadores. Su colocación variará en los escenarios, con un mayor número de enemigos y más variedad de estos. El ejemplo de las arañas es muy gráfico en este sentido. Pero también, con la mayor potencia de Xbox One se van a permitir cambiar el repertorio de ataques, por ejemplo.

Se han dedicado muchas horas a nivelar el juego, recolocar los objetos y los tesoros sobre el mapa. Es decir, que quien se haya acabado el juego en Xbox 360 puede ver esta nueva versión como una edición del director. Eso sí, los detalles se quedan para más adelante, con un lanzamiento previsto para abril de 2015.

¿Te parecen suficientes las mejoras de Dark Souls II en Xbox One para comprarlo, si ya te lo has jugado antes?

About XboxManiac

XboxManiac es la comunidad de Xbox más veterana de España, con las máquinas de Microsoft en vena desde 2001.