16 junio, 2024

Loop Hero ya está disponible en Game Pass: por qué deberías jugarlo

Loop Hero ha llegado al servicio Xbox Game Pass, una gran oportunidad para que este juego desarrollado por Four Quarters y distribuido por Devolver Digital llegue a aún más gente. Pese a ser un título que lleva dos años pululando por tiendas digitales y que el boca a boca comentando sus muchas virtudes ha ido creando más adeptos. Me parece que su popularidad aún debería ser mayor, de modo que vamos a aprovechar su llegada a la barra libre de Microsoft para hacer un pequeño análisis.

Loop Hero XboxManiac es

Feo por fuera

Estoy seguro de que muchos aún no se han introducido en su propuesta por dos motivos principales. El primero es que al ver una partida de Loop Hero da la sensación de ser un juego de móvil de esos en los que sólo tienes que tocar la pantalla una y otra vez sin mayor interacción. Esto es completamente falso, como veremos más adelante. El segundo motivo por el que el gran público no ha entrado en Loop Hero es porque es más feo que el culo de un babuino. Esto es absolutamente cierto.

Bueno, al final cuando te acostumbras es bonito. Claro, el síndrome del sanitario que se enamora de su paciente o la madre que ve bonito a su retoño. Mi mujer me llama guapo y yo sigo siendo feo como un murciélago albino. No, es que es retro. Una polla como una olla, hay juegos retro que son preciosos. Da gusto ver arcades de los 80 y 90 como The New Zealand History que son el cuquismo hecho píxel. Loop Hero es FEO como una portada de Cannibal Corpse. Es que tiene unos gráficos funcionales. Ahí le has dado.

Los gráficos de Loop Hero están pensados para que el usuario sepa qué son lo que representan, cuando hay cien objetos en pantalla sabes perfectamente qué es lo que es cada cosa. Son sprites hechos para ser útiles, no para agradar a la persona que juega. Me juego un riñón a que todos los iconos y personajes del juego están hechos por un programador y que las ilustraciones han sido añadidas a posteriori por un diseñador que se ha tenido que adaptar al estilo feucho que ya había. Es más, estoy seguro de que toda la parte bonita que vemos en las conversaciones ha sido impuesta por Devolver Digital.

Matemática por dentro

La base de Loop Hero es enorme, las entrañas numéricas son brutales. Las sesiones de programación en pizarra de este juego han tenido que acabar en una maraña de líneas que unen cada idea con absolutamente todo lo demás. La sensación de juego simple para móvil se desvanece al poco rato de jugar. Me explico: el concepto de la jugabilidad es tan sencilla como que nuestro héroe se mueve en un camino circular sin nuestra ayuda. Camina y elimina a cuanto enemigo se ponga en su camino sin que nosotros tengamos que hacer nada.

En la primera vuelta vemos el camino y un par de babosas en él. El héroe de Loop Hero sale de una fogata que marca el principio y fin del bucle. Y nada más. Pero cada vez que un enemigo muere caen objetos. O bien equipo para el personaje o bien cartas para ir llenando el mundo. Espadas, escudos, anillos… son para vestir al protagonista y mejorar sus características. Los naipes son losetas de recursos que debemos colocar en el terreno cuadriculado que rodea el sendero.

Las rocas sirven para aumentar la vitalidad, cada pradera supone dos puntos de vida que recuperamos al final del día. Y luego están las cartas de enemigo. Una mansión vampírica hace que surjan vampiros, un nido de arañas… ya sabéis. Así en la próxima vuelta hay más enemigos, que cada vez son más poderosos y dejan mejores recursos para que el héroe sea más eficiente aniquilándolos.

Simple.

Pero no.

Cada loseta viene explicada con un texto corto. Montaña +3 de vida. Por ejemplo. También explica que si ponemos una pradera a su lado, esta aumenta su eficacia. Pero nadie te dice que al completar una cuadrícula de rocas y montañas aparece una monte gigante que genera grifos. O que al colocar un número determinado de rocas aparece un taller goblin junto al camino. Eso lo debes aprender a base de probar. Y esto sucede con TODO. Al poner una cosa junto a otra hay efectos que debes descubrir, nuevos enemigos, mejoras en los recursos, consecuencias negativas o positivas en los enemigos o el héroe, etc. Y sólo hemos hablado de la pantalla de combate.

Fin del bucle

Cuando hayamos usado un número determinado de cartas de mundo aparece un malvado boss junto a la casilla de salida, ahí está el final del bucle. Pero en cualquier momento te puedes retirar a tu guarida. Al pulsar el botón de huida, al morir, cuando te lo sugiere el juego o si eliminas al jefe. Según cuando lo hagas te llevarás más o menos recursos a tu retiro. Al principio es una hoguera, pero con esos recursos vas ampliando el lugar hasta convertirlo en un poblado que se llenará de gente. Y aquí surgen nuevas líneas que unen otras partes de Loop Hero.

Por ejemplo si construyes una herrería empezarás el bucle con armas. Luego están las granjas, bibliotecas… Cada uno de esos edificios interactúa de forma evidente o escondida con otra parte del asentamiento o del bucle. Tendrás más tipos de cartas para colocar en la pantalla de bucle, nuevos enemigos, nuevos recursos para construir otros edificios. Todo esto a su vez se une con algo antiguo para producir un nuevo efecto.

Loop Hero va escalando mientras lo juegas. De algo muy simple crea algo complicado y cada vez que ganas algo todo se complica de poco en poco. No te agobia, te deja aprender a tu ritmo. Incluso puedes jugar horas y horas sin percatarte de un efecto producido al unir dos partes del juego. Y no pasa nada, simplemente tardarás un poco más o lo harás de otra forma. Puedes buscar en internet cómo conseguir tal o cual efecto, pero lo divertido desde mi punto de vista es ir descubriéndolo por ti mismo. Y no cuento más sobre cómo se va creando la maraña invisible que hay detrás, pero os aseguro que la programación de Loop Hero es titánica. Lo que se ve es poco agradable, pero lo que esconde esa fealdad está terriblemente trabajado.

La narrativa

Loop Hero sucede en un mundo que ha sido devastado hasta tal punto que los humanos no recuerdan nada y se encuentran en la nada absoluta. Nuestro héroe es el único que es capaz de salir del poblado y seguir recordando algo a su regreso. Vamos, que han jugado la típica carta de la amnesia pero no sólo en el protagonista sino en la Tierra entera. Algo así como cuando Fantasía ha sido completamente engullida por la Nada en La Historia Interminable.

Según jugamos y aparece un nuevo recurso o tipo de enemigo nos cuentan que estaban extintos y han vuelto a la vida gracias a nosotros. Es decir, que somos los encargados de volver a restaurar el mundo. Una simple excusa para seguir volviendo al bucle y descubrir nuevos recursos y enemigos. No hacen falta más excusas para volver una y otra vez al bucle y seguir disfrutando de Loop Hero.

Pozo de horas

Resumiendo, Loop Hero es un juegazo que no entra por los ojos. Un producto en el que sus programadores se han dejado el alma para que siempre encontremos algo nuevo, aunque no han sabido venderlo al usuario general. No entra por los ojos, la parte sonora son maravillosas melodías chiptune y sonidos tipo beeper que nos encandilan a los jugadores retro pero que al resto de la humanidad les suena a cosa vieja. Incluso las mejoras en el personaje usan términos como vampirismo que un neófito no entenderá de buenas a primeras y que no costaba nada explicar con un cartelito al pasar por encima con el ratón.

En fin, que Loop Hero tiene una jugabilidad refinadísima para que cualquiera pueda jugar y disfrutar horas y horas dando vueltas al bucle. Está hecho por grandes programadores y se nota. Para lo bueno y también para lo malo. La falta de empatía con gente no habituada a los videojuegos más hardcore es considerable. Les ha faltado pulir el acabado externo para que cualquier persona que lo vea quiera jugar. Esperemos que el boca a boca siga haciendo su trabajo y todo el mundo sepa darle una oportunidad a este gran juego.

Te gustará si:

  • Eres amante de la estrategia, del rol o de los juegos de gestión de recursos. Loop Hero los une todos de forma perfecta.
  • Tienes ratos sueltos para jugar. Lo abres, haces un loop y guardas. No te roba mucho tiempo, no es de esos juegos droga. Este sí lo puedes dejar apartado cuando quieras y volver más tarde.
  • Le das una pequeña oportunidad, su jugabilidad atrapa sin remedio.

No te gustará si:

  • Lo que buscas es un juego de acción a raudales.
  • La belleza es lo más importante para ti. Vete a jugar al Candy Crush.
  • No tienes paciencia para probar juegos diferentes.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post