30 mayo, 2024

Análisis de Legend of Keepers: Viva el mal, viva el capital

Análisis de Legend of Keepers: Viva el mal, viva el capital

Legend of Keepers nos da la oportunidad de ser el maestro supremo del mal, el guardián de la cripta, el enemigo final al que tienen que enfrentarse un grupo de héroes en busca de oro y gloria. Porque defender el bien es lo correcto. Pero ya existen demasiados juegos que nos ofrecen salvar a los inocentes, rescatar a jóvenes monarcas o vengar la muerte de un ser querido. De vez en cuando mola pasarse al lado oscuro y ser nosotros los que apaguemos la luz del mundo, mancharnos las manos con la sangre de los adalides de la justicia. Matar por puro placer.

Gameplay de Legend of Keepers en Xbox Series X para XboxManiac es

Ser malo es divertido

El título de Goblinz Studios nos propone meternos de lleno en el trabajo de los señores del mal y lo hace de una forma muy cachonda. En Legend of Keepers encarnamos a un maestro de calabozo que es contratado por Mazmorras S.A. para exterminar a los héroes que intentan entrar en sus cámaras del tesoro. Para que entendáis cómo funciona el mundo de Legend of Keepers os diré que dichos adalides de la justicia son atraídos a las mazmorras por el equipo de Marketing de nuestra nueva empresa.

Así es, los buenos de esta historia se mueven por avaricia y sed de fama. Entran en nuestras mazmorras buscando saquear sus inmensos tesoros y una vez dentro son masacrados por nuestras criaturas, trampas y, en última instancia, por nosotros mismos. Una vez que estos codiciosos héroes han caído bajo la tormenta de hostias que le tenemos preparada, saqueamos sus cadáveres y aumentamos nuestro poder y riqueza. Parece un plan infalible.

Mejor con esclavos

Para ejecutar este maléfico plan necesitamos colocar nuestras criaturas y trampas en las diferentes salas que llevan hasta la cámara del tesoro, en la que nos encontraremos nosotros como último recurso.
Estas salas se dividen en tres tipos, trampa, masillas o magia. En las primeras ponemos un artefacto de nuestra colección mientras que en las segundas desplegamos nuestras tropas. En las habitaciones destinadas al conjuro no tenemos que hacer nada durante la fase previa, decidiremos el ataque mágico en el momento en el que lleguen los héroes.

Una vez preparado el camino de sufrimiento para nuestros bondadosos enemigos da comienzo el punto fuerte de Legend of Keepers: el enfrentamiento. El combate se desarrolla como un RPG por turnos de toda la vida, en el que la rapidez de los individuos decide el turno de ataque. La misión de los ingenios mecánicos y esbirros es debilitar a los asaltantes para que lleguen a la brillante bóveda lo suficientemente cansados para que los podamos destrozar sin mayores problemas.

Luchar, preparar y repetir

Terminado el combate tendremos que meter en la enfermería a los minions más vapuleados para que vuelvan a estar listos para la próxima incursión enemiga. A partir de ahí veremos un calendario que nos va ofreciendo qué hacer cada día de paz. De forma aleatoria Legend of Keepers nos propone un par de actividades entre las que tendremos que elegir una, descartando el resto. Mejoraremos nuestro equipo a través de estos eventos, entre los que se incluyen mercadeo y contratación de esbirros, entrenamiento y mejora de los mismos o pequeñas historias que nos permitirán ganar o perder recursos.

Llegada la fecha de combate se nos volverán a ofrecer varias posibilidades. Varias bóvedas de Mazmorras S.A. están siendo atacadas por grupos de héroes de niveles muy dispares. Legend of Keepers nos muestra la dificultad y la recompensa a la que optamos si los derrotamos. Elegimos y… a repetir. El título de Goblinz repite este esquema una y otra vez hasta que derrotamos al jefazo final o morimos. Sea cual sea el resultado final la partida termina y la opción es volver a empezar, esta vez con nuestro personaje principal mejorado con habilidades superiores o eligiendo otro de los dos personajes disponibles. Si es que los hemos desbloqueado.

Pequeño Molyneux

Así es, Legend of Keepers es otro juego que se tira de cabeza a la moda de los rogue like. Morir o vencer y repetir con novedades. Una y otra vez, con partidas rápidas y cada vez más satisfactorias. Lo que hace especial a este título es su sentido del humor y el hecho de poder encarnar a los malos de la historia. No es nada original en este sentido, dado que fusila sin miramientos la premisa principal del clásico Dungeon Keeper, adornándola con ese toque de empresa maligna que tan bien le queda.

Legend of Keepers es rápido, divertido y gracioso. No tiene muchas pretensiones, tiene una base estratégica suficientemente compleja para que el jugador pille los conceptos básicos con rapidez pero siga aprendiendo con cada nuevo artilugio o soldado desbloqueado. Es, en fin, un entretenimiento pasajero al que podemos volver de vez en cuando sin mucho problema.

Recomendado para:

  • Amantes del género rogue, enganchados a sus más famosos exponentes: como Loop Hero o Slay the Spire.
  • Jugadores que no se han introducido en el mundo rogue pero que buscan estrategia por turnos rápida y amena.
  • Aquellos que echen de menos los dos primeros títulos de Dungeon Keeper. Aunque la estrategia en tiempo real se ve sustituida por los clásicos turnos, y la gestión depende bastante del azar pero la esencia del clásico de Bullfrog revolotea por todos los elementos de Legend of Keepers.

Hemos realizado este análisis en Xbox Series X con un código ofrecido por Goblinz Publishing.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post