23 junio, 2024

Análisis de For the King II: Tablero roguelike

For the King apareció en el ya lejano 2018, porque sólo han pasado cinco años pero cualquier fecha anterior a la pandemia suena a otra vida. Era la primera obra de un estudio canadiense llamado IronOak y tenía todos los elementos que hacen que un videojuego se convierta en un título de nicho al que sólo iban a jugar un puñado de personas. Se trataba de un juego de rol europeo de PC, de esos que muestran el mapa dividido en hexágonos. Su combate estaba basado en estrategia por turnos, con cuadrículas y tirada de dados en cada ataque. Disfrutaba de una completa aleatoriedad de eventos y personajes, lo que quiere decir que estos no tienen historia propia. Para colmo basa toda su jugabilidad en los juegos de mesa cooperativos, teniendo que coordinar cada acción si decides jugar online. Eso sí, contaba con elementos roguelite para darle un aire moderno al conjunto.

El caso es que el boca oreja hizo que For the King fuese un pequeño éxito con miles de reseñas muy positivas en Steam, lo que ha hecho que IronOak se haya dedicado estos años a lanzar expansiones para su juego y crear un For the King 2 que nos ofrece Curve Games y que mejora todo lo visto en su predecesor.

For The King 2 Full Gameplay Walkthrough Part - 1

Más y mejor

Lo primero que destaca al comparar ambos For the King es el salto de calidad gráfica que ha dado la serie, pasando de un estilo low poli con personajes llenos de aristas muy marcadas a los mucho más detallados modelados de la segunda parte. De la misma manera los entornos que recorremos también se ven ahora mucho mejor.

La historia continúa la vista en el anterior juego, con la otrora bondadosa reina Rosomon convertida en una tirana aliada con las fuerzas del caos. Así que nos esperan cinco nuevos capítulos que en teoría suponen unas treinta horas de juego. A eso hay que sumarle que la generación de mapas es procedural con encuentros aleatorios y que existen doce clases de personaje completamente diferentes que vamos desbloqueando con cada partida. Esas horas de juego se pueden convertir en infinitas si a todo esto le sumamos que podemos controlar a los cuatro héroes nosotros mismos o jugar con hasta tres amigos en modo cooperativo. ¿He dicho ya que se han añadido kilotones de nuevas armas?

Pues eso, que si te gustó For the King su segunda parte te va a encantar. En ese caso deja de leer esto y ve a por él. En caso de no haber jugado a la primera parte te cuento cómo va la cosa.

Rogue lite, muy lite

Como ya he comentado, For the King 2 es un jugo de rol de tablero de los de toda la vida al que han querido dar un toque de modernidad con ciertos toques sacados de los juegos roguelike. Algo que puede atraer a cierto público pero alejar a mucha gente que en cuanto oye roguelike piensa en juegos terriblemente difíciles en los que tienes que morir y volver a empezar una y otra vez para conseguir avanzar un milímetro en la historia. Tranquilos. Al igual que pasaba en Double Dragon Rise of the Dragons esos toques del género son muy ligeros.

Empezamos la primera partida con un puñado de clases de aventurero y un equipo inicial bastante mediocre. Pero en cada nueva partida que juguemos iremos ganando unos puntos de lore que al morir podremos canjear por nuevos tipos de personaje y objetos mejores con los que empezar. De esta forma cada nueva partida seremos más fuertes y llegaremos más lejos de forma más rápida. O podemos farmear como en un juego de rol normal, subiendo a nuestros personajes de nivel y consiguiendo armas y ropajes superiores. Esto ya depende de cada uno.

A esto hay que añadirle que la dificultad puede modularse al principio de cada partida, pudiendo elegir las veces que es capaz de resucitar cada personaje, el precio de los objetos y lo fieros y numerosos que son los enemigos. De esta forma nos podemos asegurar de que For the King 2 no nos haga morder el polvo a las primeras de cambio.

Rol de toda la vida

Una vez metidos en harina For the King 2 funciona como cualquier juego de mesa del tipo crawler, con cada una de las acciones supeditada a una tirada de dados. Un narrador nos dice hacia dónde dirigirnos y empezamos. En cada turno podemos mover a nuestro personaje (o a los cuatro si jugamos solos) un número de casillas igual a la base del personaje más lo que digan los dados. Si nos encontramos con un grupo de enemigos podremos huir (tirada de dados) o enfrentarnos a ellos junto a todos los personajes que se encuentren en el área.

Los combates también funcionan con turnos, en cada uno de ellos podemos hacer un par de acciones: atacar sin más o atacar y hacer un movimiento o cambio de arma. En cada hechizo y golpe veremos los dados que se han asignado a tal acción y de su tirada dependerá el resultado: desde un golpe crítico a una pifia que nos afecte negativamente. Al llegar a una mazmorra tendremos una serie de eventos que pueden ser combates o encontrar un cofre con dinero y equipo. Los enemigos cada vez serán más complicados y nos harán pensar un poco más nuestra estrategia (lo de atacar sin más sólo vale al principio) pero los objetos que nos den serán mejores y nos harán más fuertes.

Sí, For the King 2 es un juego de rol de los de toda la vida. Nada que ver con lo JRPGs llenos de facilidades a los que nos hemos acostumbrado. Los personajes no tienen traumas de la niñez ni va a haber una historia romántica no resuelta entre ellos. A cambio tenemos ante nosotros un RPG europeo muy del gusto de los jugadores de teclado y ratón, con mapas diferentes en cada partida, doce clases de personajes que dominar, miles de objetos con diferentes estadísticas que encontrar, combates estratégicos que nunca acaban ni aburren y una historia… que está ahí. Y no es que la narrativa del juego sea mala, simplemente no es lo más importante.

For the King 2

Estamos ante un representante genial de un género de juegos de nicho. Un programa al que se le nota el cariño en cada uno de sus millones de detalles y que si eres amante de este tipo de rol te va a encantar tanto en solitario como en modo cooperativo. For the King 2 mejora todo lo visto en su primera parte para convertirlo en una maravilla jugable que, por desgracia, creo que va a pasar bajo el radar de un público general demasiado ocupado en sagas que cada vez son más juegos de acción y menos de rol. Si fuese por mí iría de casa en casa obligando a jugar a For the King 2, pero como no puedo me conformo con recomendarte encarecidamente que lo pruebes.

Es un juego ideal para ti si:

  • Te gusta pasar las tardes en buena compañía y con juegos de mesa.
  • Echas de menos los juegos de rol y estrategia por turnos que jugábamos en los años noventa.
  • Los combates de los Final Fantasy te parecen más simples y aburridos con cada nueva entrega.
  • Tienes amigos que ya lo tengan y estén dispuestos a jugar una aventura cooperativa.

No te gustará si:

  • Necesitas saber cada pormenor de la vida de tus personajes.
  • Los combates por turnos se te hacen cuesta arriba.

He gozado como una cochinilla y lo seguiré haciendo con For the King 2 gracias al código de prensa facilitado por Curve Games.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post