23 junio, 2024

Análisis de Boti Byteland Overclocked, paseando por tu PC

Dice la teoría del caos que si una mariposa bate sus alas en Brasil desencadena un tornado en Texas. De la misma forma si un gigante de los videojuegos como Insomniac lanza un juegardo del tamaño de Ratchet and Clank Rift Apart es normal que las ondas generadas por semejante terremoto se sientan un par de años más tarde en forma de juegos indies que se encuadran dentro del género de las plataformas 3D. Ya hemos podido disfrutar de Trifox y dentro de un tiempo lo haremos de Runa & The Chaikurí Legacy. Este viernes 15 de septiembre podremos jugar a Boti Byteland Overclocked, el que parece ser el alumno más aventajado.

Boti Byteland Overclocked primera hora en Stem Deck

Los miembros del pequeño estudio polaco Purple Ray Studios lo petaron en la Epic Megajam de 2021 gracias a Boti Boi, una demostración en la que podías controlar a un pequeño robotín que saltaba por el interior del procesador de un ordenador personal. Tan impresionados quedaron en Epic Games que ahora, tras dos años de desarrollo y muchos, muchos cambios, tenemos este Boti Byteland Overclocked desarrollado con Unreal Engine 5.

Un plataformas 3D exclusivo, por ahora, para PCs. Es extraño. No es un género que se prodigue demasiado en el mundo de los juegos con teclado y ratón. Los títulos de este género suelen llegar a consolas y más tarde aterrizar en ordenadores sin mucha repercusión. Aunque gracias a la llegada y normalización de los ordenadores consolizados tipo Steam Deck o Rog Ally puede que nuestro amigo Boti encuentre un mercado en el que calar. Pero, ¿podrá este pequeñín hacer frente al Lombax?

Porque es en esta liga donde pretende jugar Boti Byteland Overclocked. Sus programadores pretenden que su primera criatura mire de tú a tú a sus claras y admitidas referencias: Ratchet & Clank y Astro’s Playroom. Sólo hay que ver el asombroso apartado gráfico para ver que han puesto toda la carne en el asador. El motor Unreal 5 les permite lucir músculo y mostrar un mundo tecnológico lleno de detalles y de esas superficies especulares que tan de moda están en esta generación.

Si eres amante de los juegos que sacan humo a las tarjetas gráficas estás de enhorabuena porque Boti va a subir la temperatura de tu GPU. Su mundo está lleno de efectos gráficos espectaculares y texturas en altísima resolución. Si te subes en un sitio muy alto ves el mundo a lo lejos y si te acercas a una pared puedes verte reflejado gracias al uso del Ray Tracing ese que tanto mola hoy en día.

Purple Ray ha diseñado un mundo y unos personajes llenos de vida que hacen que sientas como si estuvieses jugando una peli de Pixar, todo es curiosamente metálico pero redondeado. El equipo artístico de este pequeño estudio ha conseguido que algo que debería ser tan frío e inhóspito como es el interior de un ordenador se haya convertido en cálido y amable. Da gusto recorrer este universo tan bonito y lleno de vida. Mires a donde mires hay un par de bots realizando una tarea cotidiana y si buscas un poco y abandonas momentáneamente el camino principal enseguida encontrarás objetos ocultos.

Porque Boti no se limita a parecerse en lo visual a sus referencias. Este pequeño juego también ha sabido coger la esencia de sus hermanos mayores en lo referente a la jugabilidad. Sus desarrolladores han sabido dotarle de ese encanto propio de los juegos de Insomniac y Team ASOBI.

El pequeño Boti salta, corre y supera obstáculos en unos niveles que rezuman amabilidad, ya que la aventura de Boti Byteland Overclocked supone un reto más bien bajo. Nos encontraremos con puzles sencillos resolver y enemigos fáciles de eliminar. De hecho los enemigos más grandes que nos topemos serán vencidos en forma de puzle.

Boti sigue el patrón de los juegos de Kirby: títulos fáciles de superar por los jugadores menos expertos, pero con secretos que supongan un aliciente para los usuarios más expertos y completistas.

Otro punto que Purple Ray ha sabido recoger de sus referentes es llenar la historia de secundarios memorables. De esta forma mientras avanzamos en la aventura conoceremos personajes entrañables que nos arrancarán una sonrisa con cada conversación.

Boti está siempre acompañado de dos pequeños bots llamados Cero y Uno que con sus consejos hacen la vez de ángel y demonio a la vez que nos entretienen con su constante parloteo. Aunque aquí se nota que el presupuesto y el equipo de Boti Byteland Overclocked es el de un juego indie y no el de un triple a. Algunos chascarrillos de nuestros acompañantes se repiten constantemente, teniendo tan solo un par de frases grabadas para cada situación.

Aunque esos pequeños detalles que denotan la falta de equipo y experiencia son perdonables. El mayor problema que he encontrado en Boti es su rendimiento. Lo he jugado en Steam Deck y he hecho pruebas constantes de resolución y calidad, optando por dejarlo a los 1280×800 nativos de la máquina y una calidad media. Esto se traduce en una fluidez suficiente para terminar el juego sin problemas.

En ciertos puntos, sitios cerrados, se puede poner la calidad al máximo con Ray Tracing y se juega a las mil maravillas. Pero en los escenarios abiertos (que son constantes) Boti Byteland Overclockes simplemente no puede mantener el tipo. Incluso poniendo menos resolución y calidad los espacios cargados de detalles y un horizonte lejano se traducen en constantes rascadas gráficas. Esto es algo desagradable pero en ningún momento impide jugar.

Para los que hemos podido disfrutar de Boti en acceso anticipado el rendimiento cambió drásticamente hace un par de semanas gracias a un parche que eliminaba ciertos errores y aumentaba la tasa de frames durante el juego. Los comentarios de Purple Ray indican que siguen trabajando en mejorar el rendimiento pero en el momento de escribir esto (el día antes de su lanzamiento) la situación sigue igual.

En definitiva Boti Byteland Overclocked es un título altamente recomendable para los usuarios de PC ávidos de este género tan propio de consola. Es un título increíble para tratarse de la ópera prima de un estudio pequeño que promete grandes juegos en el futuro. Si consiguen pulir el apartado técnico y lograr un juego fluido o al menos una tasa de frames constante puede convertirse en una de las más gratas sorpresas de este año.

Te gustará si:

  • Buscas un juego de plataformas en la línea de Kirby y Ratchet and Clank.
  • Eres amante de los juegos que usan la última tecnología y tienes un PC con componentes último modelo.
  • Te gusta asar chuletillas sobre tu tarjeta gráfica.

No te gustará Boti Byteland Overclocked si:

  • Crees que los dibujos animados son cosas de críos y prefieres los juegos llenos de sangre y vísceras.
  • Buscas un juego difícil.
  • Tu religión te impide ver saltos de animación y te es imposible disfrutar de un juego que funciona a menos 5000 frames por segundo constantes. Si te pierdes un frame vas al infierno.

Hemos recorrido las tripas virtuales de un PC de la mano de Boti Byteland Overclocked gracias al código de análisis proporcionado por Purple Ray Studios a través de PiratePR.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post