30 mayo, 2024

Xbox Game Pass y las ventas de juegos

Ventas de juegos Rockstar GTA6 Game Pass 2025

Las ventas de juegos van viento en popa para franquicias como GTA, Call of Duty o Cyberpunk, entre otras. Pero hay algo que no comparten los anteriormente mencionados, convivir en Xbox Game Pass. Aunque la gente de Rockstar puede contar mucho sobre cómo afecta a un juego como servicio, en su caso. Eso sí, el resto, pueden o no tener suerte, según cómo se negocie con Microsoft y el interés de la compañía en ampliar su catálogo a la carta.

En un nuevo post compartido en LinkedIn, Brad Hilderbrand, que hasta este mes ha sido director de relaciones públicas de 343 Industries, The Coalition y Compulsion Games, entre otros, ha destacado el gran problema que supone el servicio de suscripción. Cada juego que se lanza en el servicio fracasa estrepitosamente en sus objetivos de ventas. Esto se contabiliza atribuyendo partes de los ingresos a los juegos de Game Pass con mejores resultados cada mes, pero esto no resuelve exactamente el problema, ya que la mayoría de los juegos no permanecen en lo alto de la tabla más de uno o dos meses. Esto también se ve agravado por el número de suscriptores, que no aumenta tanto como en el pasado. Por lo tanto, la cantidad de ingresos que atribuye a los juegos no está a la altura de los presupuestos.

Grand Theft Auto 6 tráiler oficial
¿Afectaría a la ventas de juegos como GTA 6 estar de salida en Game Pass?

La permanencia de Xbox Game Pass no habría sido un problema si Xbox no se hubiera lanzado a su racha de adquisiciones. Hasta hace tres o cuatro años, la división era básicamente un error de redondeo en los libros de Microsoft, ya que ganaba algo de dinero y no costaba tanto, por lo que otras partes del negocio lo compensaban. Pero tras la compra de Bethesda y Activision, el «Ojo de Sauron» se ha vuelto, y se espera que Xbox recupere los 70.000 millones de dólares gastados en la compra del editor de Call of Duty o recorte gastos todo lo posible mientras lo intenta.

Según Brad Hilderbrand, esto crea un problema imposible de resolver con Xbox Game Pass. Los juegos que se suponía que iban a impulsar nuevas suscripciones, como Redfall y Starfield, no lo consiguieron, y no hay ningún juego en el horizonte capaz de hacerlo, con la excepción de Call of Duty. Al mismo tiempo, poner la nueva entrada de la serie en Xbox Game Pass el primer día pone en riesgo los ingresos garantizados. Así que, tanto si se decide poner el juego en el servicio desde el primer día como si no, Xbox seguirá perdiendo prestigio por incumplir promesas o perderá dinero. Al final del día, concluyó Brad Hilderbrand, Call of Duty y otras IP enormes estarán bien, pero los estudios más pequeños sufrirán el golpe porque, por muy buenos que sean, nunca podrán ganar lo suficiente para compensar el agujero de 70.000 millones de dólares del que Xbox tiene que salir.

Con la incertidumbre sobre su futuro, el cierre de estudios de desarrollo muy valorados y las ventas de juegos sin acabar, Xbox se enfrenta sin duda a algunos de sus retos más difíciles. Independientemente de cómo decida proceder la compañía, es seguro que el servicio Xbox Game Pass tiene pinta de cambiar de alguna forma, más allá del precio mensual. Algo que la división de juegos de Microsoft parece estar debatiendo actualmente.

By XboxManiac

XboxManiac es la comunidad de Xbox más veterana de España, con las máquinas de Microsoft en vena desde 2001.

Related Post