30 mayo, 2024

Candle Knight: Jugando con fuego

Los mexicanos Dracma Studios lanzaron Candle Knight hace cosa de un año en una versión exclusiva para ordenadores compatibles. Tras recibir críticas mayormente positivas, los españoles JanduSoft nos traen una versión para cada consola, Xbox One, PlayStation 4 y Nintendo Switch. He podido jugar la versión para Xbox y os cuento de qué va esto del caballero vela.

Como buen juego indie, Candle Knight coge cosillas de otros juegos, es un poco metroidvania, una pizquita de soulslike… Pero no se zambulle de lleno de ningún género concreto, añadiendo además una personalidad propia que es lo que lo hace brillar y destacar sobre otros juegos de plataformas.

El mapa es laberíntico y se va abriendo a medida que ganamos nuevas habilidades, pero tampoco esperéis un Symphony of the Night de la vida. Candle Knight no es lineal y a veces tendremos que recorrer un camino en ambos sentidos, pero sin meterse en laberintos que nos hagan revisitar todas las estancias de forma constante.

El sistema de guardado está basado en hogueras y al morir perdemos el dinero, teniendo que volver al lugar de la muerte para recuperarlo. Sí, pero tampoco es Dark Souls, simplemente coge un par de elementos. Por ejemplo la historia es oscura y la forma en la que se nos cuenta es tan críptica que podemos terminar el juego sin habernos enterado demasiado de su narrativa.

Los combates están regidos por un sistema basado en el Ignis, que cuando se acumula potencia los ataques reduciendo la defensa. Esto aporta un toque estratégico muy interesante, aunque es posible que muchos jugadores se echen atrás por la falta de opciones de evasión. Aunque garantizo que una vez que se le pilla el truco resulta muy satisfactorio ir acabando uno a uno con los enemigos.

Los puzles son una parte fundamental de Candle Knight. Desde mover cajas hasta explorar pinturas que conducen a nuevas zonas, todos son suficientemente ingeniosos y creativos para mantener alerta al jugador.

Los jefes finales son un reto y nos harán repetir varias veces cada enfrentamiento hasta adivinar sus esquemas de movimiento y ataque. Son intensos y difíciles, sobre todo el último de ellos. Resulta una última barrera difícil de superar, subiendo alarmantemente la dificultad del juego sólo para los últimos compases.

En definitiva Candle Knight es un buen plataformas 2’5D que coge un poco de aquí y de allá combinándolo con cosas de cosecha propia. Tiene buenos y detallados gráficos, que a veces pecan de repetitivos, y un combate que atrapará a unos y ahuyentará a otros.

Te gustará si:

  • Quieres un metroidvania no demasiado metroidvania y un souls que tampoco se pase de souls.
  • Tienes maña y paciencia con los combates.

No es para ti si:

  • Te rindes rápido.

He jugado a Candle Knight en una Xbox Series X gracias al código de prensa enviado por JanduSoft.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post