15 julio, 2024

Ice Beam Games, el estudio tras Make Way, se ha inspirado sin ningún pudor en un clásico de las carreras de cochecitos. Ha cogido todas esas cosas buenas que lo hacían especial y le han añadido una mecánica que redondea algo que ya funcionaba muy bien.

Make Way Announcement Trailer

Galoob tenía razón

Algunos de los momentos más divertidos que recuerdo relacionados con videojuegos y amigos los he pasado con alguno de los Micro Machines programados por Codemasters. Para el que no los conozca, estos juegos permitían partidas de hasta cuatro jugadores en la misma Mega Drive o Super Nintendo.

Si jugabas en solitario eran juegos de carreras de coches normales, pero al jugar con amigos se convertían en el divertido caos que ha inspirado a Make Way. En lugar de dividir la imagen para seguir a cada uno de los competidores aquí todos comparten pantalla. La idea es que la cámara sólo enfoque al piloto que va primero y los que van detrás tienen que apretar el paso y pegarse todo lo posible a la cabeza de la carrera, porque si se salen de la pantalla están eliminados.

Esto genera una jugabilidad en la que tenemos que estar con los cinco sentidos constantemente puestos en la partida. Además de un frenético ir y venir de micro alianzas entre amigos, apoyándonos en uno de ellos para superar sanos y salvos una curva para, acto seguido, hacer lo posible para lanzarlo al vacío y quedar victoriosos. Dar la mano a una persona y pisarle la cabeza unos pocos segundos más tarde. Como Gran Hermano pero mucho más rápido.

Se hace camino antes de andar

Además de recoger estas carreras multijugador que tanto pudimos disfrutar en los Micro Machines, Make Way añade tener que construir la pista por la que vamos a correr justo antes de la carrera. De ahí el nombre del juego.

Antes de empezar cada carrera se nos ofrecen una serie de elementos con los que montar la pista, tanto piezas de carretera como obstáculos de todo tipo. Cada uno de los cuatro competidores escoge un solo elemento y empieza la parte de construcción. Como si estuviésemos montando una pista Scalextric, cada uno de los jugadores va peleando por colocar primero el siguiente tramo del circuito o los diferentes elementos dentro de la propia carretera. Cosas como obstáculos de ruedas, rampas o los cubos que contienen las armas en plan Mario Kart (si es que jugamos en un modo con las armas habilitadas).

Según vamos jugando a Make Way se desbloquean nuevos elementos de construcción, cada vez más ingeniosos y sorprendentes. De esta forma en principio nos ofrecen simples rectas y curvas para acabar colocando tramos de carrera que contienen plataformas móviles, rodillos, trenes que se ponen a pasar justo cuando llegas… Todo pensado para generar un auténtico caos que pone a prueba nuestros reflejos.

Cada vez que terminamos de colocar nuestras piezas en el tablero empieza una carrera que termina en el último tramo colocado y volvemos a la pantalla de selección de piezas, colocamos y competimos desde el principio hasta el nuevo final. Así cuatro veces. Si caemos al vacío o nos salimos de la pantalla volvemos a aparecer en el siguiente control, pero no sumamos puntos. También sumamos puntos según la posición en la que hemos atravesado la meta, si es que llegamos enteros hasta ella.

Solo o con enemigos

En definitiva Make Way recupera la experiencia de los clásicos de 16 bits de Codemasters, concretamente su divertidísima parte multijugador. Nos permite reproducir esas partidas con tres amigos tanto en modo presencial como en red. O si sois gente asocial que odia a la humanidad (como yo) también podéis competir contra tres competidores controlados por la IA. Además la buena gente de Ice Beam Games han tenido en cuenta que hay quien prefiere el modo con armas (tranquilo, los mazos gigantes también están aquí) que llegó para quedarse tras la entrega Micro Machines Military. Pero también podemos jugar desactivando las armas para contentar a los que se rasgaron las vestiduras con este añadido y prefieren jugar a la versión Turbo Tournament 96.

Make Way te gustará si:

  • El multijugador con eliminatorias de los Micro Machines te llega al corazón pero necesitas un girito más.
  • Quieres mucho a tus amigos pero te encantaría aplastarlos con un mazo gigante, empujarles por un barranco o lanzarles un misil tierra-tierra.
  • Para ti lo más divertido de jugar al Scalextric es montar el circuito.

No es para ti si:

  • Crees en la deportividad.

He derrapado por circuitos caseros en una Xbox Series X gracias al código de prensa que nos ha hecho llegar Secret Mode.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post