17 julio, 2024

Análisis de Iron Danger a vueltas con el tiempo

Iron Danger aparece hoy, 16 de agosto de 2023, en Xbox Series con una versión adaptada especialmente para la consola más potente de Microsoft y su hermana no tan pequeña, la Series S. Se trata de un juego desarrollado por los finlandeses Action Squad Studios y publicado en 2020 por Daedalic Entertainment en PC. ¿De qué va? ¿Qué lo hace especial? ¿Debería probarlo? Vamos a analizarlo.

Iron Danger gameplay en Xbox Series X

Iron Danger pretende evolucionar los juego de estrategia haciendo lo mismo que Prince of Persia Sands of Time en su momento: aplicando un rebobinada a las mecánicas habitúales del género. De esta forma se genera una interesante mezcla de combate por turnos y tiempo real similar a la que hemos visto en juegos como Icewind Dale o el reciente y exitoso Baldur’s Gate 3. Es decir, cuando nos plantamos en mitad de una batalla podemos parar el tiempo y decidir qué es lo que va a hacer cada uno de los miembros del grupo (en este caso casi siempre dos) y volver a poner el tiempo en marcha.

La diferencia con Iron Danger es que si vemos que nuestras decisiones no han sido del todo correctas podemos rebobinar unos pocos segundos y volver a pensar qué acciones va a realizar cada uno de los personajes. Si la segunda vez vemos que el resultado sigue sin satisfacernos podemos volver a recapitular y hacer un tercer intento. Ay, esto no llega a convencerte del todo. Pues volvemos a tirar de DeLorean y así hasta que nos salga bien.

Las veces que rebobinamos el tiempo son infinitas. ¿Veis el problema? Podemos estar varias horas replanteando una simple escaramuza que de normal sólo nos llevaría unos pocos minutos. Repetirla y repetirla hasta que salgamos victoriosos sin un solo rasguño. Como seamos un poco perfeccionistas tardaremos una pequeña eternidad en completar Iron Danger, que en realidad es un título bastante corto para los estándares del género del RPG. Aunque…

…dicho sea de paso la manipulación del tiempo y la longitud de Iron Danger (entre seis y ocho horas a buen ritmo) no es lo único que le aleja de ser un juego de rol al uso. Viendo las imágenes de Iron Danger podríamos pensar que estamos ante un RPG en el que llevamos a nuestro grupo de héroes a través del mundo y de vez en cuando nos topamos con criaturas o enemigos a los que abatir a cambio de puntos de experiencia. Sí y no.

En realidad los protagonistas de Iron Danger van de un pequeño escenario de combate a otro. Nos desplazamos por esa pequeña parte del mundo resolviendo el combate que nos espera y al salir se nos ofrece mejorar una de las habilidades de nuestros personajes. En los escenarios podemos encontrar objetos para lanzar y comida pero nunca armas ni armaduras. Tampoco existen tiendas donde mejorar nuestro equipo. Por no existir no existe ni un hechizo de salud.

Iron Danger en realidad es un juego de estrategia en el que no nos sueltan directamente en el campo de batalla sino que nos permiten explorar previamente, para buscar bienes, resolver pequeños puzles que nos permiten abrir puertas o simplemente caminar mientras los protagonistas van contando la historia.

Una historia interesante, con personajes con los que puedes llegar a encariñarte pese a que la mayoría son arquetípicos. Tenemos a Kipuna, que es el pez fuera del agua, la verdadera protagonista de la historia que cuenta Iron Danger, y tenemos a Topi que es el personaje tipo tanque acompaña a Kipuna mientras se convierte en una hechicera. Los buenos somos nosotros pues… porque es el bando que controlamos y los malos son la nación de Nortland pues… porque son muy malos.

Kipuna empieza siendo una simple aldeana que escapa del ataque de la nación rival hasta que muere atravesada por un objeto de gran poder. Es entonces cuando aparece el poderoso Aurolith y aprendemos a rebobinar el tiempo, nos aliamos con Topi y empezamos una aventura que se zambulle en la mitología finlandesa, recordad que sus creadores son de Finlandia.

El problema de la historia de Iron Danger es que es interesante, en las primeras horas de juego se va desgranando poco a poco y de verdad llega a enganchar al jugador. Pero cuando llegamos hacia el final del juego los acontecimientos se agolpan con demasiada rapidez y acabamos siendo espectadores de un final que nos plantea más preguntas que respuestas.

En resumen Iron Danger es un título lleno de buenas ideas que coge un poco de rol para adornar un juego de estrategia que entretiene gracias a sus mecánicas temporales únicas. Pero es precisamente esta manipulación del tiempo la que puede hacer que nos frustremos al no estar limitadas. Es el propio jugador quien tiene que ponerse un límite a las veces que se puede repetir un mismo espadazo o terminará atrapado en un bucle infinito. Y a todos nos gusta ver Atrapado en el Tiempo, pero convertirse en el protagonista del minuto de la marmota puede ser insufrible.

Te gustará Iron Danger si:

  • Te gusta la estrategia por turnos y las historias repletas de fantasía medieval.
  • Eres capaz de terminar un combate sin repetirlo un millón de veces hasta hacerlo perfecto.

Pero no te gustará si:

  • Eres un perfeccionista que repetirá cada batalla hasta salir sin un solo rasguño.
  • Buscas un juego de rol profundo con clases seleccionables, looteo y mil árboles de mejora.

Hemos jugado una y mil veces cada batalla de Iron Danger gracias a un código proporcionado por Daedalic.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post