28 febrero, 2024

Análisis de Hoa: el videojuego que habría diseñado Hayao Miyazaki

Por Ché Sáez May 25, 2023 #Games with Gold #Hoa
Hoa

Hoa llegó a nuestras vidas el 24 de agosto de 2021 y casi dos años más tarde Microsoft ha decidido incluirlo en su oferta Games with Gold junto a Star Wars Episode One Racer. Buen momento para hacer un análisis de este precioso metroidvania que destaca por una ambientación cercana a las obras del Studio Ghibli. Sí, vale, cada vez que alguna obra visual muestra la belleza de la naturaleza con animales fantásticos todos corremos a compararla con el estilo de La princisa Mononoke. Pero en este caso las similitudes saltan a la vista.

Hoa en XboxManiac es

Hoa es precioso

Es lo primero que destaca del título de Skrollcat Studio es lo epatante de sus gráficos. Todo en Hoa transmite una belleza amable, sosegada y mágica. Incluso en los niveles más avanzados, en los que la naturaleza se ve invadida por la tecnología, o en los lúgubres y oscuros pasajes inferiores el encanto de los entornos es palpable. En todo momento nos invade la sensación de estar avanzando por una preciosa acuarela que cobra vida con pequeños detalles aquí y allá. La impresión de estar disfrutando de un dibujo animado es constante.

Si los escenarios nos enamoran a simple vista, los personajillos que pululan por ellos nos los querremos llevar a casa. Desde la pequeña hadita a la que controlamos hasta los gigantes que nos ayudan en cada una de las zonas. Incluso los pequeños artilugios mecánicos que nos patean al acercarnos son adorables. Los responsables del apartado artístico de Hoa han conseguido incluso que los bloques que debemos mover para completar puzles parezcan entrañables.

Y la música no se queda atrás a la hora de crear este ambiente tan tierno y acogedor. Las melodías simples pero bonitas nos acompañan mientras recorremos el bosque de Hoa. En los primeros compases del juego, cuando todo el simple y aún andamos por la soleada naturaleza, la banda sonora consiste en un pianista haciendo pequeñas variaciones sobre una mismo tema, cada vez más meloso. Todo este conjunto de escenario, personajes y música llega a ser tan, pero tan, tan lindo que en la primera parte de la historia he estado a punto de sufrir un coma diabético. Por suerte, justo cuando estaba cerca de buscar la dirección del pianista para torturarle hasta que aprecie los sutiles cambios de cadencia de Meshuggah, da comienzo la segunda parte del título. Igualmente preciosa pero algo más oscura.

En los sueños nadie puede morir

Algo parecido sucede con la jugabilidad de Hoa. En la primera mitad del título nuestra hadita protagonista va descubriendo nuevas habilidades que le permiten alcanzar el nuevo nivel. Sigue la típica estructura de un metroidvania, excepto que aquí no sirve de nada volver sobre nuestros pasos. Las nuevas capacidades adquiridas por nuestra protagonista sólo sirven para superar obstáculos venideros, no existen partes inalcanzables que nos hagan volver a recorrer escenarios pasados.

La estructura de todas las zonas es similar: buscamos la forma de despertar al ser gigantesco que habita en el centro y luego recogemos unas mariposillas que le entregaremos como pago por su ayuda. Ayuda que se ve reflejada en una nueva habilidad (saltar más, planear o empujar objetos) o bien simplemente nos crea un camino hasta la siguiente área del título.

El juego en general no supone ningún reto, no puedes morir y es difícil quedarse atascado en un puzle. Hoa es un juego amable por el que pasear y quedarnos embobados con su apartado artístico. Hasta llegar a la parte menos luminosa de la aventura seguimos adelante por ver que nuevo momento encantador hay más allá. Luego el reto va aumentando ligeramente hasta llegar al final, pero sin agobiar ni suponer un muro de dificultad en ningún momento. Es amable de principio a fin, simplemente en los últimos compases resulta más entretenido.

Una pequeña joya

Hoa es un juego precioso que nos hace pasar unas pocas horas entretenidos y diciendo ala, qué bonito a cada nuevo escenario que descubrimos. La historia de la hadita que vuelve a casa y descubre un pasado olvidado no se quedará grabada a fuego en nuestra memoria como Mi vecino Totoro. Pero sí que podría pasar perfectamente como una de las historias menores de Studio Ghibli.

Todo en Hoa brilla de forma sutil y agradable. Nos encandila y asombra durante las pocas horas que lo disfrutamos. Tiene pequeños errores en el control, que tiende a atascarse en una dirección, pero es una molestia menor teniendo en cuenta que no hay muerte. El hecho de que la primera parte sea tan plana y sencilla puede hacer que algunos abandonen el juego por monotonía justo antes de que empiece lo bueno. Pero merece aguantar ese pequeño tedio para disfrutar de la imaginación desbordante de sus creadores.

Te gustará si:

  • Adoras las historia de Ghibli. Hoa es muy similar a sus historias, especialmente a las que ahondan en la defensa de la naturaleza.
  • Buscas un juego para pasar una tarde relajante. Si unes Hoa a Exo One tienes un fin de semana de paz y amor que te cargará totalmente las pilas antes de volver a la realidad del lunes.
  • Tienes Gold, porque te sale gratis y lo gratis siempre gusta.

No te gustará si:

  • Quieres un reto que te haga sudar, plataformas infernales como las de Astronite o puzles extraídos del mismísimo averno como los de After You.
  • La belleza te produce urticaria y buscas retozar en lodazales de fealdad. De pequeño te aficionaste a la estética de La pandilla basura y te gustan los desfiles de Agatha Ruiz de la Prada y los discos de C. Tangana.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post