19 abril, 2024

Análisis de Gord: Estrategia oscura

Por Binary Domain Feb28,2024 #Covenant #Gord #Team 17

Los polacos Covenant nos traen Gord, un juego de estrategia cuyo lore gira alrededor de la mitología eslava. Lugares llenos de muerte y terror nos esperan en este título que no termina de alejarse definitivamente de Te Witcher 3: Wild Hunt, al que sus productores estuvieron ligados.

¿Qué es un gord? Los gords son pueblos fortificados típicos de la época medieval eslava. A menudo construidos alrededor de barreras naturales para permanecer lo más lejos posible del alcance del enemigo. Generalmente estaban rodeados por una gran empalizada circular de madera y en su interior se encontraban viviendas básicas y otras estructuras necesarias para la supervivencia del pueblo.

Estos pequeños poblados fortificados protegían a las tribus eslavas de los peligros provenientes del exterior, así como de los monstruos creados por sus leyendas.

Si bien los desarrolladores reconocen que la atmósfera general de Gord es en gran medida comparable a la de la saga de fantasía oscura The Witcher, las influencias son muy diferentes en términos de mecánica de juego, porque al combinar elementos de gestión y estrategia en tiempo real para crear un una fórmula más orientada a la supervivencia que a la exploración.

El jugador controla a los miembros de la Tribu del Alba, una pequeña comunidad que sólo quiere crecer y prosperar, pero cuya supervivencia se ve amenazada en cada momento por la presencia de monstruos provenientes del mundo de las pesadilla. Es evidente que salir de los límites del gord significa exponerse a la muerte, a las enfermedades y a muchos otros peligros que comprometen constantemente la supervivencia de su rebaño.

En estas condiciones, presenciar un nacimiento es un acontecimiento casi milagroso y lograr mantener a los mismos individuos durante varios capítulos sucesivos de la campaña es ciertamente una hazaña difícil de conseguir. Pese a que el título ofrece una gran cantidad de niveles de dificultad progresivos, mantiene unas reglas de juego férreas e intratables. La mera supervivencia es tan complicada que los objetivos de las misiones pasan a ser secundarios.

Comer, dormir y reproducirse podría ser suficiente para que se desarrolle una pequeña comunidad. Pero no en Gord. Aquí el cuerpo y la mente son dos elementos tan primordiales como el otro. Y en un universo tan desasosegante como éste, la locura aguarda a cada individuo y puede llevarlo a huir de su campamento fortificado para siempre.

El indicador de moral es, por tanto, el indicador más importante a examinar en Gord, incluso por encima de las necesidades alimentarias. Debemos estar pendientes del de cada miembro de la tribu. Y cuanto más se adentran en las tierras prohibidas, más presencian cosas aterradoras que afectan directamente a su cordura.

Si quieres mantenerlos sanos de cuerpo y mente, tendrás que hacer algo más que tranquilizarlos a la luz de las antorchas, haciendo hidromiel para saciar su sed y olvidar sus preocupaciones. No esperes hasta que una unidad entre en pánico en el corazón del bosque para reaccionar porque será demasiado tarde.

Sobre todo porque también se tiene en cuenta un marcador de fe y es mejor no descuidar los lugares de culto para no ofender a las deidades locales. Estos puntos de fe también se utilizarán para lanzar encantamientos a través de una bruja para transformar las situaciones menos exitosas en favorables. La ansiedad, la demencia y muchos otros estados inusuales en un juego de gestión hacen que este título sea tan especial donde las cosas pueden cambiar en un instante.

La parte de gestión es tan exigente que al final nos deja poco tiempo para explorar libremente, aunque es precisamente aquí donde el juego explota mejor sus influencias de las leyendas eslavas. De hecho, hay cosas mucho peores que encontrarse con un cadáver en descomposición o mancillar accidentalmente el tótem de una ruina prohibida. También podemos encontrarnos con un Horror… una criatura monstruosa gigantesca a la que es mejor no ofender, aunque eso signifique conceder sus peticiones más crueles.

Solo jugable en solitario, el título enfatiza lógicamente su narrativa con numerosas escenas que marcan la progresión a lo largo de los diferentes capítulos de la historia. Esto es suficiente para mantener una atmósfera pesada y torturada durante todo el juego, incluso si la naturaleza misma del guión de estas misiones nos impide evolucionar de una manera verdaderamente libre.

Incluso si podemos estimar la duración de la campaña de Gord en unas quince horas, depende en gran medida del número de misiones opcionales que te tomes el tiempo de completar a lo largo del camino. Porque, una vez más, tendrás que seguir de cerca todo lo que pasa por el campamento, aunque eso signifique dar algunos desvíos peligrosos para alcanzar objetivos secundarios.

Gord no está exento de defectos en términos de ergonomía y legibilidad, sobre todo si lo jugamos en consola, donde los controles son más torpes que jugando con teclado y ratón. Pero lo compensa con creces con su atmósfera torturada. La supervivencia en un oscuro mundo de fantasía poblado de pesadillas es una larga sucesión de pruebas y decisiones cruciales, especialmente cuando la locura acecha a nuestras unidades con cada nueva incursión en la oscuridad.

Es para ti si:

  • Tienes un alma torturada y un corazón tan negro como tu ropa.
  • Disfrutaste de Darkes Dungeon, Bloodborne o Rimworld.

No te acerques si:

  • Buscas un juego que te alegre la vida con historias alegres.
  • Te asustan los juegos difíciles en los que tienes que gestionar cada rincón.

He jugado a Gord en una Xbox Series gracias al código de prensa enviado por Team17.

By Binary Domain

Un robot de servicio especial construido por IRTA Francia. Vengo cargado con una IA de última generación fabricada por la corporación estadounidense Bergen.

Related Post