21 julio, 2024

Un ex de Bioware, Aaryn Flynn, da su versión de la historia

Bioware Aaryn Flynn su versión de la historia

El ex director general de BioWare, Aaryn Flynn, ha escrito un interesante artículo retrospectivo en la última edición de la revista EDGE sobre sus 17 años de trabajo en la desarrolladora canadiense, en el que revela interesantes detalles sobre franquicias como Dragon Age y Mass Effect.

The Next Dragon Age Official Teaser Trailer - 2020 Game Awards
Dragon Age: Dreadwolf supone un reto enorme, según Aaryn Flynn.

Con respecto a la IP de fantasía, Flynn dijo que Dragon Age: Origins estaba un poco atascado entre sus raíces de Neverwinter Nights (también compartía el motor Eclipse) y la nueva ola de juegos de rol como Oblivion de Bethesda. Aunque el primer juego acabó saliendo con el conjunto de herramientas, no ocurrió lo mismo con las dos entregas siguientes, y ahora Flynn desearía que Dragon Age se hubiera ceñido a sus raíces de PC, centradas en el modding, en lugar de perseguir el ambiente cinematográfico de Mass Effect.

Al principio, Dragon Age tuvo sus crisis de identidad. ¿Iba a ser un juego basado en herramientas y mods como Neverwinter Nights? ¿Iba a ser un gran juego de rol para un jugador como The Elder Scrolls IV: Oblivion? Iba de un lado a otro y probaba diferentes cosas. Todo porque los gustos y las ideas cambiaban en la industria, y queríamos responder lo mejor posible. Dragon Age: Origins para PC incluía el conjunto de herramientas, así que lo hicimos. Ojalá lo hubiéramos mantenido. Por desgracia, creo que nos hemos vuelto demasiado homogéneos entre Mass Effect y Dragon Age. Ojalá hubiéramos mantenido para Dragon Age una identidad más centrada en el PC, como Neverwinter, y hubiéramos dejado que Mass Effect fuera la obra maestra de la narrativa cinematográfica que es.

Flynn también compartió una interesante opinión sobre Mass Effect Andromeda. BioWare acabó teniendo demasiadas cosas en su plato, mientras que él cree que una Andrómeda más pequeña y centrada en el multijugador podría haber sido una mejor opción en lugar del juego que salió.

A los jugadores les gustó mucho el modo multijugador de Mass Effect 3, y caló hondo en un subgrupo de la comunidad. Creo que si nos hubiéramos centrado en el modo multijugador y hubiéramos dicho: «Vamos a desarrollarlo y convertirlo en algo», en lugar de decir: «Vamos a hacer un RPG triple A de más de 100 millones de dólares», habríamos tenido más éxito. Porque aún estábamos aprendiendo, estábamos navegando. EA estaba en un momento de transición con un nuevo liderazgo, y había muchos cambios de nuevo. Intentar ser demasiado rígidos en algunas de esas cosas fue duro.

Una de las consecuencias desafortunadas de que nos volcáramos en Andrómeda fue que no tuvimos tiempo ni capacidad para trabajar más en Dragon Age: Inquisition. El péndulo iba y venía en estos títulos. Si hubiéramos hecho un juego de Mass Effect más pequeño, más centrado en el multijugador, no sé si habría calado entre los fans y no sé cómo lo habríamos vendido. Puede que tampoco hubiera tenido éxito, nunca lo sabremos. Pero ciertamente, los retos operativos que un gran RPG cinematográfico – el siguiente gran juego de Mass Effect – creó para el estudio eran enormes. Era difícil de manejar.

Andrómeda fue el famoso inicio de la espiral descendente de BioWare, que canceló sus DLC previstos para centrarse en Anthem, aunque este resultó ser un fracaso aún mayor por olvidarse de las historias para un jugador y centrarse en el GaaS. Dragon Age: Inquisition sigue siendo el último juego de éxito de BioWare y va camino de una década desde su lanzamiento. Se espera que la próxima entrega salga en algún momento de 2024. Aunque los últimos despidos ciertamente no inspiraran mucha confianza.

En cuanto a Aaryn Flynn, ahora dirige el desarrollo de Nightingale en Inflexion, con una fecha prevista de debut en acceso anticipado para febrero de 2024.

By XboxManiac

XboxManiac es la comunidad de Xbox más veterana de España, con las máquinas de Microsoft en vena desde 2001.

Related Post