16 junio, 2024

La retorcida maldad de Zapling Bygone te atrapará

Zaping Bygone llega el 9 de marzo de 2023 a Xbox One y Xbox Series X|S de mano de JanduSoft. Se trata de una obra de 9FingersGames que nos hará sufrir y disfrutar a partes iguales.

Señores productores de videojuegos: los programadores somos gente especial, de trato un poco tosco pero casi siempre de buen corazón. Saquen ustedes a sus creadores de juegos a la calle para que les dé el aire, que conozcan a otros desarrolladores, que entablen relaciones con otros seres humanos. Que desarrollen la empatía. Por su bien, por el bien de todos los jugadores. Si no lo hacen el resultado es Zapling Bygone: un despiadado metroidvania que nos hará sufrir incontables muertes mientras queremos seguir jugando más y más.

Bygone

Un mundo vacío de alegría

Se ve a simple vista que Zapling Bygone ha escogido un camino difícil para llegar al usuario. Los colores destacan por su completa ausencia de alegría. El mundo que recorremos es triste y sólo transmite abandono, dolor y amargura. Eso por no hablar del protagonista, un ser tentacular de un color verde nada sano. En cuanto damos unos pasos con él nos damos cuenta de todo el cuidado que el autor ha puesto en su animación. Y es que el nivel del pixelart del título es simplemente fantástico.

Desde el personaje principal hasta los elementos de adorno del escenario, pasando por los enemigos, todo lo que vemos en pantalla tiene una animación suave y detallada. Y no es la única parte en la que se ve el cuidado del autor. El control de nuestro amigo de tentáculos es preciso, muy milimétrico. Responde a la perfección cada orden que le damos y esto va a ser muy necesario. Porque si esperáis un juego que os lo ponga fácil será mejor que elijáis otro dentro del amplio catálogo de Xbox. Zapling Bygone es un auténtico reto.

La retorcida maldad de Zapling Bygone te atrapará
Ratas, los pájaros de la tierra

Bienvenidos al planeta prohibido

La historia de nos pone en los apéndices tentaculares de un ser alienígena que aterriza en un planeta desolado. Una roca a la deriva en la que se intuye que un gran cataclismo ha borrado todo rastro de vida superior de su superficie. Esa es la gran incógnita del juego: descubrir qué ha pasado aquí.

El mapa de Zapling Bygone se forma con seis mundos unidos que podemos ir recorriendo a placer. Aunque, como buen metroidvania, lo más inteligente será recorrerlos en un orden determinado. Ir ganando habilidades de movimiento y ataque según los recorramos y acabemos con los jefes de cada zona. El primero que nos encontramos es el Rey Rata, que ya nos dejará claro que esto no va a ser fácil.

Como si de un retorcido MegaMan se tratase, al acabar con él obtendremos una de sus habilidades. En este caso la posibilidad de trepar por muros planos. Cómo conseguimos hacernos con la pericia de nuestros enemigos es otro de los toques morbosos de Zapling Bygone: acogeremos su cráneo dentro de nuestro mucoso cuerpo. Así es, la criatura a la que controlamos tiene la capacidad de asimilar los recuerdos de los caídos.

La retorcida maldad de Zapling Bygone te atrapará
Gutiérrez que le veo…

Las plataformas del infierno

Según vayamos avanzando y coleccionando las calaveras de nuestros rivales podremos dar un doble salto, lanzar un rayo mocoso o balancearnos por el techo como Spiderman. Eso entre otras hablilidades que iréis descubriendo. De esta forma llegaremos a lugares del mapa que antes eran inaccesibles o simplemente veremos cómo el camino se hace menos cuesta arriba. Porque además del escollo que supone superar cada uno de los bosses del juego llegar hasta ellos no es un camino de rosas.

Zapling Bygone cuenta con algunas secciones de salto realmente demoníacas que nos harán mentar a la familia del programador de las formas más atroces y floridas. No es sólo que las plataformas estén llenas de obstáculos que nos mandarán hasta el último punto de guardado al menor roce. Además tendremos algo que nos hará correr. Una lengua de lava nos persigue o unos enemigos aparecen de la nada y se precipitan directamente hacia nosotros. Si paramos a tomar un respiro… vuelta a empezar. Toca morir y repetir. Y lo haremos porque no nos matan de forma injusta, para nada. Cada vez que doblamos el pico sabemos que ha sido culpa nuestra y volveremos con más ganas de superar esa parte de una buena vez.

La retorcida maldad de Zapling Bygone te atrapará
Ahí te quedas

¿Qué cuenta Zapling Bygone?

Al principio de la partida veremos una intro en la que nuestro blandiblú favorito llega al planeta. Absorvemos el primer cráneo y ya. Esa es la historia que necesitamos saber. Podemos completar Zapling Bygone sin enterarnos de nada más. Pero si nos pica la curiosidad ahí entran en juego los objetos coleccionables.

Escondidos por todo el mapeado se encuentran unas viñetas que van completando los diferentes cómics de cada sección. Si recogemos todos sabremos cómo el Rey Rata ha llegado a controlar su zona y así con cada una de las seis zonas. No es neceario, pero ayuda a comprender el lore que se esconde detrás de este título tan curioso y retorcido. De la misma forma en ciertas localizaciones tendremos conversaciones con los espíritus caídos que llenarán los huecos de la aventura.

Ha faltado un pelo

Entonces merece la pena Zapling Bygone

Detrás de esa apariencia tan desaliñada se esconde un título muy adictivo. Si es que te gustan los retos, claro está. Zapling Bygone no es otro metroidvania más que añadir a la interminable colección. Su mundo oscuro y su curva de dificultad justa pero desesperante lo convierten en uno de los más originales que hemos jugado en los últimos años.

Te gustará si:

  • Quieres jugar a algo alejado de la norma.
  • Tienes un alma oscura y retorcida que busca la soledad o eres un adolescente, que es lo mismo.
  • Los juegos que te retan te animan el día.
  • Eres un streamer y buscas un videojuego en el que tus suscriptores te vean morir y chillar a la pantalla.

No te gustará si:

  • Buscas un mundo lleno de alegría y colores brillantes.
  • Afrontar retos difíciles te da pereza.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post