20 abril, 2024

Contra Operation Galuga: el retorno del rey

Los amantes de los videojuegos que ya contamos con unos años estamos viviendo unos años extraordinarios, nuevos y grandes juegos se mezclan con pequeñas joyas que intentan rescatar las sensaciones que vivimos hace… muchos años. Juegos que imitan a los títulos antiguos como Lords of Exile o Slam and Roll y otros que, directamente rescatan una vieja franquicia como Ufouria The Saga 2, asaltan nuestro corazoncito y, de paso, nuestra cartera. Ahora le toca el turno a una de las sagas más clásicas de Konami: Contra. Una de las series más queridas y aclamadas recibe una revisitación, ¿estará a la altura del mito? Os lo cuento.

Contra Operation Galuga Gameplay

Sospechosos habituales

Dentro de esta corriente de remakes retro hay dos tipos de vertientes. Están los remakes hechos con cariño, respetando y mejorando el original y están los que hacen cualquier cosa, lo empaquetan y lo venden para que lo compre el primer incauto con ganas de retro. En el primer punto están Streets of Rage 4 y TMNT Shredders Revenge, ambos de Dotemu y en el segundo podemos encontrar desastres como New Joe and Mac o el reciente Flashback 2.

Los valencianos (de Valencia, California) WayForward, que son los encargados de traernos Contra Operation Galuga, son un estudio experto en traernos grandes juegos de corte retro. Suyos son títulos tan destacados como la serie Shantae o DuckTales Remastered, con el que marcaron el rumbo a seguir por los remakes que vinieron luego. Pero no nos olvidemos que de manos de estos californianos también hemos gozado de juegos como Double Dragon Neon o A Boy and his Blob.

Nuevo Contra

Con viejos amigos, melodías ya escuchadas y antiguos escenarios. Operation Galuga es un reinicio de la veterana saga Contra, un remake de la primera entrega que cuenta con pedacitos de otras entregas posteriores. La historia es la misma del clásico de 1987, luchamos contra un ejército porque patatas y a mitad de guerra (ojo, que aquí viene un espóiler con 37 años de antigüedad) aparecen fuerzas alienígenas que lo complican todo.

El sistema de armamento es el mismo de Contra 3 para Super Nintendo: podemos llevar dos armas e intercambiarlas con el gatillo. La novedad es que si recogemos el mismo arma que estemos usando, obtendremos una versión más poderosa de la misma. Además podemos sobrecargarlas para conseguir un nuevo efecto, por ejemplo la H llama a unos drones de apoyo, la M crea un escudo protector y la L ralentiza el tiempo unos momentos. Esto quema el arma, pero da igual porque te dan muchas e incluso a veces puedes solicitar una de vez en cuando. Las armas, por cierto, son las mismas de toda la vida.

En cuanto al movimiento se ha añadido el doble salto y un dash sólo en suelo que sirve para esquivar, pero que no te vuelve invencible mientras se hace (al menos en principio). También existe una tienda de mejoras que podemos visitar entre partidas y que concede nuevas habilidades a los personajes, que por cierto ahora son seis, incluyendo a los clásicos Probotectors.

Pinta muy bien

Así es, Contra Operation Galuga entra por los ojos y los oídos, tiene una infinidad de guiños a sus hermanos mayores de la serie y, en fin, es todo lo que quiere un jugador nostálgico. Pero no se controla muy bien. Los personajes pecan de ser lentos, con lo cual debes anticipar el disparo enemigo con demasiada antelación para un juego tan rápido. Que sucedan tantas explosiones a la vez en pantalla tampoco ayuda a anticipar esas balas enemigas que surcan el viento hacia ti. Que al pulsar abajo en el analógico para tumbarte y salvar la vida entres en la lotería de tumbarte o apuntar hacia abajo, tampoco ayuda.

Como buen Contra, Operation Galuga es difícil, muy difícil. Las cosas se ponen muy duras a partir de la mitad del juego. Es normal morir cuando llegas a un jefazo final por primera vez y te ves sorprendido por sus ataques. Lo que no es normal es comer tanto plomo y sentir que más de la mitad de las veces no ha sido culpa tuya sino de los controles.

A ver… no es que te haga dejar de jugar y es posible terminar Operation Galuga sin muchos problemas, en parte porque aquí se muere tras un número de toques. Pero cuando esperamos un Contra lo queremos con todo lo que lo hizo grande, incluido un control con respuesta rápida e impecable.

En definitiva

Contra Operation Galuga tiene mucho de lo que un fanático de la saga espera, excepto una jugabilidad finísima y un aspecto gráfico pixelado. Lo de los gráficos poligonales se le perdona, no es precisamente el primer Contra con este aspecto, pero lo del control ya depende de cada uno. No es un mal juego ni mucho menos, pero se esperaba más. Eso es todo.

Es para ti si:

  • Eres muy fan de la serie y quieres un nuevo Contra, pase lo que pase.
  • Buscas explosiones, jefes espectaculares y miles de guiños a la saga.

No es para ti si:

  • Eres un poco tiquismiquis con el control, como es mi caso.

He jugado a Contra Operation Galuga en una Xbox Series X gracias al código de prensa enviado por WayForward a través de Keymailer.co.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post