26 mayo, 2024

Análisis Star Wars Jedi Survivor, mejorando lo pasado

Star Wars Jedi Survivor

El terror, la maldad, Electronic Arts suele provocar. Cuando adquirió Respawn y anunció que les iban a apartar de la serie Titanfall para que se encargasen de un battle royal free to play (Apex Legends) y un título basado en Star Wars (Jedi Fallen Order) muchos la dimos por perdida. Ya está… los directivos de EA darán consejos que lleven al desastre al juego y compañía como sucedió con Dead Space 3 (descanse en paz, Visceral). O puede que Titanfall acabe convertido en un sacacuartos para móvil como Dungeon Keeper (te echaremos de menos, Bullfrog). Y ahí no acaba la cosa: Westwood, Origin, Myhitc, Pandemic, Dreamworks… y así hasta el infinito. BioWare y DICE, que tengáis suerte.

Star Wars Jedi Survivor en XboxManiac.es

Un Jedi llamado Cal Kestis

Por suerte para el universo y el correcto devenir de los acontecimientos los agoreros nos solemos equivocar, aunque juguemos con las matemáticas de nuestro lado. Respawn sigue viva, Apex Legends salió correcto y triunfante, más incluso que Jedi Fallen Order. No me malinterpretéis, el título con el que dieron comienzo las aventuras de Cal Kestis es un juegazo tremendo. Pero al jugarlo debimos perdonarle muchas cosas, se nota que le faltaba un minutito en la sartén. Que Electronic Arts volvió a hacer de las suyas y cortó el desarrollo para cumplir fechas sin importarles nada que no fuesen las ventas.

Este primer Jedi de Respawn adolecía de falta de pulido. Las ideas estaban ahí pero, maldita sea, se notaba que les habían sobrado ganas y faltado el tiempo. Algunas ideas como los mapas en plan metroidvania eran geniales, volver a repetir una y otra vez los planetas ya visitados para encontrar nuevos caminos es simplemente genial. Pero se quedaba corto, adolecía de longitud. Los poderes y habilidades que iba ganando Kestis eran asombrosos. Pero a veces eran un mero adorno, eran muy chulos pero en realidad tampoco eran vitales para finalizar la partida. Estaban desaprovechados.

Y el combate… pues sí que era espectacular y tenías decenas de combos que aprender. Pero la verdad es que lo único que te llevaba a realizar todos esos movimientos en las luchas era fliparte con el sable láser. En realidad con una pequeña parte de ellos ya te apañabas para quitarte de en medio a tus enemigos. Sí. Jedi Fallen Order tenía muchas virtudes, pero necesitaba mejorar. Respawn necesitaba otra oportunidad para demostrar lo que sabe hacer.

Jedi Survivor

Ahora, con más tiempo y casi todos los recursos del equipo centrados en el un solo título por fin Respawn ha dado el do de pecho. Jedi Survivor ha salido bien. Qué hostias, ha salido excelente. Sí, también le hacía falta un poco más de tiempo al fuego como han demostrado los casi 200 gigas de parches que nos hemos comido desde el día uno hasta ahora, dos semanas más tarde (y lo que queda todavía). Pero ese es el apartado técnico. Si nos centramos en la jugabilidad estamos ante uno de los mejores y más grandes títulos aparecidos en los últimos tiempos. Les ha quedado redondito.

Todo lo que se quedó a medias en Fallen Order está ampliado y pulido en Star Wars Jedi Survivor. Estos casi cuatro años transcurridos han permitido a Respawn sopesar los pros y contras de su anterior título, estudiarlo desde diferentes puntos de vista y redondearlo para nosotros, los jugadores. La exploración es simplemente bestial. Esta vez los planetas que visitamos también se dividen en grandes y pequeños. Pero los grandes ahora son gigantes e incluso tienen personajes con los que hablar para conseguir misiones secundarias.

Jedi Survivor no sólo tiene un backtracking mucho más rico que Fallen Order, es que ahora da un gustito tremendo encontrar ese cofre secreto. Muchos de esos caminos alternativos son muy inteligentes y nos hacen sentir que estamos haciendo algo que nadie antes ha visto. Aunque en un mundo tan interconectado como en el que vivimos sólo tenemos que entrar en YouTube para saber que no es cierto. Pero sigue molando. En realidad el 90% de los objetos ocultos que encontramos son personalizaciones estéticas de Cal, BD1 y las armas. Vamos, algo inútil. Pero el picorcillo que sentimos al encontrarlo es la verdadera recompensa.

Cirque du Soleil

Cal Kestis ahora es mucho más versátil en el plataformeo, lo que ayuda mucho al anterior punto, a esconder cosas en lugares ocultos a simple vista. Los Jedi son ninjas con tecnología y poderes telequinéticos y Respawn lo sabe muy bien. Nuestro pelirrojo protagonista es capaz de realizar todo tipo de cabriolas para llegar a los sitios más recónditos del escenario. Fallen Order ya nos permitía correr por las paredes y dar dobles saltos, pero lo de Survivor ya es magia. Los escenarios están pensados para que encadenemos rebotes y piruetas sin fin en una suerte de las partes de escalada de Uncharted 4 (gancho incluido) pero con poderes Jedi.

Correr por la superficie de un edificio metálico para luego rebotar entre dos paredes verticales, lanzar el gancho a una plataforma móvil. Escalar por la pared y luego agarrarte al techo hasta llegar a unas tirolinas descendentes entre las que tienes que ir cambiando para no electrificarte… Para cuando te quieras dar cuenta ya llevas varios minutos sin pisar el suelo firme. Y sin despeinarte. Estas partes de piruetas son tan espectaculares como divertidas gracias a la facilidad del control. Estas partes de exploración alejado del piso son lo mejor de Jedi Survivor.

Es la hora de las tortas

El apartado más criticado de Jedi Fallen Order es también el que más nuevos elementos muestra en su continuación. Se nota que se la ha puesto empeño, ahora hay cinco posturas diferentes para elegir y que iremos ganando según avancemos en la aventura.

  • Sable láser: la postura de toda la vida. Versátil, nivelada y sosa como una pared blanca en cuanto ves las demás opciones.
  • Sable de luz de doble hoja: el que popularizó Darth Maul en el Episodio Uno. Postura molona y muy útil contra grupos de stormtroopers.
  • Dos sables láser: la postura en principio más rápida y chulesca, aunque está pensada de forma que es la más complicada de dominar.
  • Espadón de luz: como el que usa Kylo Ren, espada larga y pesada. Ideal para dar un golpe y rodar lejos. Como si fuese un personaje pesado de Dark Souls.
  • Blaster y sable: la prueba de que en Respawn han jugado a Like a Dragon Ishin! Una postura poco Jedi en la que cargamos balas a base dar espadazos a nuestros rivales.

Cada una de estas posturas tiene un árbol de mejoras que iremos adquiriendo al subir de nivel. Esta vez Repawn se ha puesto las pilas y todos esos combos y posturas son útiles en determinados momentos y contra ciertos enemigos. Así que ahora es aconsejable aprender a controlar más movimientos, aunque sigue sin ser indispensable el dominio total de todos los árboles de técnicas. Las coreografías que puede desplegar Cal Kestis uniendo las diferentes armas con los poderes de la fuerza, empujones, tirones o control mental, le convierten en un ejército de un solo hombre.

El punto negro de los combates es que sólo podemos llevar dos posturas a la vez. Alternar entre ambas en mitad de combate es bastante fácil y rápido, pero tendremos que esperar a estar en una mesa de trabajo o en un lugar de descanso para seleccionar que dos tipos de arma queremos llevar. Esto limita el combate de forma inexplicable, llevándote a especializarte en tus posturas favoritas en lugar de desplegar todo el potencial de las cinco que hay. Imagino que han querido incluir un poco de estrategia al juego, pero en la práctica no tiene mucho sentido. ¿Se ha mejorado el combate desde Jedi Fallen Order? Muchísimo. Pero vuelve a ser la parte más floja del juego.

Un Jedi entra en un bar

La historia de Star Wars Jedi Survivor está ahí para llevarnos de un planeta a otro y dejarnos boquiabiertos con los diferentes escenarios. Desde civilizaciones avanzadas a parajes naturales, de laboratorios de investigación situados en una luna semidestruida a ruinas de templos en mitad del desierto. De paso nos lleva a conocer nuevos personajes y reencontrarnos con viejos amigos de Fallen Order. Grandes diálogos marca de la casa Respawn, peeeero… lo cierto es que la historia no es ninguna maravilla. Sólo una excusa para continuar flipándonos con las espectaculares escenas y disfrutar con el magnífico gameplay. Está muy bien, pero sabemos que estos guionistas son capaces de hacernos llorar la muerte una armadura de combate.

Esto no quiere decir que sea una mala historia, de hecho es mejor que lo que hemos visto en las últimas películas de la saga. La experiencia con Jedi Survivor no se resiente nada porque el guión no sea excelente. Aquí lo que importa es ir de una batalla con tiros láser y espadas de luz a otra con naves surcando el espacio y algo de romanticismo no sexual por medio. Es lo que se le pide a una historia de Star Wars y Respawn lo ha hecho de forma muy adecuada. Si tuviese una historia sesuda con filosofía profunda y pudiésemos aprender algo de ella para aplicar a nuestra vida real sería Star Trek.

Frames, parches y discos vacíos

Jedi Survivor ha llegado a la meta de la maratón arrastrándose. No tengo ni idea de cuál es el estado del juego que se encuentra en el disco original, ya que al introducirlo en mi Xbox Series X empezó a instalar desde él. Pero a los pocos segundos cambió esos datos por un parche de 100 gigas. Vamos, que el disco del juego no está vacío, pero en realidad no uso nada de lo que tenía dentro para instalar. El título completo se descargó del servidor. Y su rendimiento era… no muy bueno.

Jedi Survivor incluye el tan usado doble modo de gráficos que tan de moda se ha puesto esta generación. Puedes verlo bonito o lo puedes ver a 60 frames por segundo. En este caso me he decantado por verlo bonito, primero porque la diferencia gráfica es bastante notable. En segundo lugar el rendimiento en ambos casos es desigual. Al menos si lo ves bonito va a 30 frames más o menos estables. La acción de la última aventura de Kestis tampoco requiere tanta precisión ni fluidez.

Según han avanzado los días (esto lo escribo el día 13 de mayo, quince días después de su lanzamiento original) se han arreglado errores de rendimiento con nuevos parches nada ligeros. Las descargas han rondado los 30 gigas nada menos. Jedi Survivor ahora mismo se mueve mejor que el primer día, ya se pueden recorrer lugares abiertos sin tanta pérdida de imágenes, pero sigue sin ser perfecto. Sólo hay que darse un paseo por una zona con agua con el ray tracing activado para ver cómo Cal Kestis empieza a moverse a saltos. También es cierto que estos errores no se producen en momentos de acción sino en lugares abiertos. En ningún momento me ha molestado excesivamente a la hora de jugar. Le libra eso y que ha salido a la vez que RedFall, con lo cual parece que sus problemas técnicos se quedan en nada en comparación.

Star Wars Jedi Survivor

Survivor ha salido bien

Star Wars Jedi Survivor mejora todo lo visto en Star Wars Jedi Fallen Order, que ya era un juego muy recomendable pese a quedarse corto en algunos aspectos. Espectacular, endiabladamente divertido y largo hasta donde queramos jugarlo. Si vamos a hacer la historia sin más la aventura nos puede llevar unas 15 horas, pero si queremos verlo todo nos podemos perder completando misiones secundarias y recolectando todos los ítems escondidos.

Respawn ha cogido un poquito de varios juegos excelentes para hacer Jedi Survivor. Tiene parte de Dark Souls en cuanto a la forma de guardar, abrir atajos hasta las hogueras y el hecho de recuperar experiencia y regenerar enemigos. Cuando se pone a trepar recuerda inevitablemente a Uncharted. No sólo por la forma de saltar entre cornisas o trepar enredaderas sino por cómo aprovechan esos momentos para narrarte la historia de los personajes mediante conversaciones. Lo intrincado de los nuevos mapas, su interconexión y la forma de ocultar los objetos recuerda al genial Metroid Dread.

La forma de moverte por las paredes viene directamente de Titanfall, tanto que muchas veces parece que BT-7274 nos va a recoger al saltar, pero en realidad el origen en Prince of Persia Las Arenas del Tiempo. Incluso el combate y su forma de cambiar de posturas bebe de la saga Yakuza. Vamos, que Jedi Survivor no es original. Ni falta que le hace. Respawn ha sacado un producto redondo en muchos aspectos y destacable en los más débiles. Ahora mismo no sé si prefiero que se pongan manos a la obra con un nuevo Star Wars o que retomen la saga Titanfall. En fin, lo que diga Electronic Arts.

Te gustará si:

  • Adoras Star Wars, Jedi Survivor respeta y amplía el universo creado por Lucas de forma genial.
  • Jedi Fallen Order te dejó con ganas de más.
  • Te gustan los videojuegos de acción en general. Aquí tienes uno de los mejores lanzamientos de los últimos tiempos.

No te gustará si:

  • Te horroriza perderte una milésima de segundo de animación. Juegas sin parpadear durante horas por miedo a no ver cada frame de imagen. Sueñas con que todos esos cuadros que no has alcanzado a ver te persiguen continuamente, aprovechan que no los puedes ver para acecharte por la espalda, esperando el momento de acariciarte la nuca.
  • Buscas un título pausado, sin sobresaltos. Algo más cercano a un documental de lechugas que no ponga en riesgo tu pobre corazón.
  • Necesitas que cada título que juegas sea cien por cien original, rechazas imitaciones y homenajes.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post