30 mayo, 2024

Análisis de Project Planet: Earth Vs Humanity

Durante la cuarentena de la pandemia nos tuvimos que quedar encerrados en casa sin nada que hacer y se desató la creatividad. Mientras tu cuñado se emborrachaba, tu primo aprendía a hacer pan y el más gilipollas dicharachero de tus vecinos pinchaba el Dúo Dinámico en su balcón, la buena gente de Fifth Harbour Studios sí que aprovechaba su tiempo ideando un juego. Se les ocurrió que el coranavirus que asolaba el planeta no era sino un pulso entre la Tierra y la humanidad y que este terrible suceso se podía gamificar. ¿Por qué no sacar diversión de un desastre de proporciones globales y sacar tajada con ello? Roland Emmerich lleva años haciéndolo y no le va nada mal.

Project Planet Earth vs Humanity es un pulso entre la Tierra y los parásitos que habitan su piel, un título que enfrenta a varios amigos con desastres, buenas y malas decisiones.

Project Planet: Earth Vs Humanity Trailer

La Tierra ha ganado, se lee en la pantalla mientras la población humana se reduce a cero, otra victoria para lo que sea lo opuesto al sentido común: los jugadores de la facción humana pasaron la mayor parte del tiempo discutiendo y calumniándose entre sí mientras el jugador de la Tierra gradualmente escalaba el nivel ambiental y ecológico. cuestiones que destruyen por completo a la población. Una partida bastante estándar en Project Planet.

Project Planet se juega con amigos, en teoría se puede disfrutar en solitario pero esto le quita toda la gracia. Los participantes se conectan al mismo PC a través de sus móviles y juegan tomando decisiones de forma privada.


Project Planet: Earth Vs Humanity es un juego simple en esencia, se desarrollan una serie de opciones, se transmiten algunos videos y resultados, y los jugadores deciden cómo reaccionar. Básicamente, cada jugador tiene un objetivo simple: la Tierra tiene que destruir a todos los humanos. Los jugadores que representan a la humanidad no deben ser destruidos por la Tierra pero, para ganar entre los humanos supervivientes, deben acumular el mayor poder.

Esto significa que el sabotaje está en el menú. Puedes, durante tu turno como humano, atacar a otros humanos o mejorar tu propia reputación a expensas de los demás. Por ejemplo hacer que la industria aumente los precios en una crisis, en detrimento del público, o que los medios digan que los científicos no están haciendo lo suficiente. Es todo muy divertido y, si lo juegas con mano dura, algunos de los eventos e interacciones son realmente entretenidos. Dado que los humanos están en una lucha de poder (y su poder también sirve como influencia en la toma de decisiones), se formarán alianzas y rivalidades breves, crecerán y se desplomarán en el corto tiempo de juego de cada escenario.

Mientras tanto la Tierra debe destruir a todos los humanos. Es un asunto estratégico. Además de elegir cómo apuntar y agravar la situación, que va desde un huracán hasta una hambruna, tienes tres botones adicionales que te permiten utilizar tu recurso de Fuerza. Aniquilas a los humanos golpeándolos cuando están divididos, lo que se puede hacer en un extremo como una situación de crisis, donde los jugadores deben trabajar juntos para detener una escalada importante. o destruyendo el medio ambiente del mundo. En particular, también puedes hacer cosas positivas con cualquiera de estos dos, puedes crear un nuevo arrecife de coral, por ejemplo, lo que te dará algunos puntos de fuerza y ​​mejorará la ecología del mundo. Sin embargo tendrás que golpear a los humanos con malas noticias como derrames de petróleo, nubes de polvo y cosas peores.

La forma en que esto funciona es que los indicadores de Ecología y Medio Ambiente son controles fluctuantes que controlan el nivel de reposo de los humanos moribundos en cada turno. Si empujas ambos indicadores hasta el estado crítico, entonces no habrá vuelta atrás, pero los humanos intentarán detener esto mientras lidian con la crisis central. Como Tierra, tu objetivo es crear una especie de efecto dominó de destrucción, con los humanos demasiado ocupados peleando por los recursos y luchando internamente como para darse cuenta de que las abejas están muertas, el arrecife de coral ha desaparecido, el huracán ha destruido el distrito comercial. En realidad, es increíblemente fácil hacer esto, lo que le da demasiad ventaja al jugador Tierra.

Project Planet es un multijugador asimétrico increíblemente divertido sobre desastres ecológicos y luchas internas humanas. No creo haber jugado un juego como este antes. Me arrebataron la victoria los malditos medios de comunicación que difamaban mi politiquería, la industria hizo, bueno, cosas capitalistas típicas como limitar los suministros de emergencia para simular escasez y obtener ganancias, y la humanidad se unió en el último momento. Librando en el último momento, como en una película de desastres.

En la actualidad, solo se incluyen un par de escenarios de desastre, aunque sus creadores prometen que llegarán más. Los desastres, si bien son temáticamente centrales para el juego, tienen más sabor que cualquier otra cosa, y las peleas que surgen como resultado son el valor de entretenimiento real, sin embargo, eso significa que solo hay un número limitado de ‘Reportes de Medios’ (que es un gran marcador de ritmo) que puede aparecer a mitad del juego para dirigir la atención del jugador hacia nuevas preocupaciones.

Te gustará Project Planet: Earth vs Humanity si:

  • Quieres pasar una tarde entretenida junto a varios amigos, con un juego cooperativo y, a la vez, cooperativo.
  • Te gustan las películas de Roland Emmerich.

No es para ti si:

  • No tienes amigos jugones.

Hemos probado Project Planet Earth vs Humanity con un PC y varios móviles gracias al código de análisis enviado por StarfallPR.

By Binary Domain

Un robot de servicio especial construido por IRTA Francia. Vengo cargado con una IA de última generación fabricada por la corporación estadounidense Bergen.

Related Post