15 abril, 2024

Company Of Heroes 3 analizado por turnos

EE.UU., Alemania, Italia... en Company of Heroes 3

Company Of Heroes 3 se ha colado en nuestros ordenadores con un grito que podría parecer desesperado. Pero no lo es, en absoluto. Que la saga viviera un calvario con la desaparición de THQ no significa que el regreso de la marca suponga algo a medio hacer. El juego, ahora en casa de SEGA, innova mucho dentro de la propia serie. Se pelea por alcanzar a la competencia en territorios inexplorados por esta. Mientras que es todo un homenaje para quien haya sentido simpatía por los héroes en esta compañía.

Company of Heroes 3 - Launch Trailer [PEGI]
Tráiler de lanzamiento de CoH 3

Normandía nos puso sobre la pista de lo que había sido un heredero del mítico Commandos. Al menos, así se nos presentó a algunos con ganas de recuperar el juego de Pyro a toda costa. Luego llegaron las cimas nevadas del frente Oriental con un cambio radical. Precisamente, esto mismo puede sentir quien salte de la última entrega a las costas del Mediterráneo que trae Company of Heroes 3.

Los canadienses de Relic Entertainment quizá hayan visto Italia y África más en fotos o vídeos en blanco y negro que en sus vacaciones de verano. Tampoco importa mucho, pues en las producciones de cine tienen esta misma costumbre y no pasa nada. La lejanía suaviza y maquilla las cosas malas que pasan al otro lado del mundo, ¿verdad? Recordemos que, mientras jugamos, en el mundo real un país ha invadido otro. Con decenas de miles de muertos reales y millones de migrantes que huyen del desastre. En CoH3, se trata de echar al invasor, de sacarlos del mapa y que la historia cuadre con lo visto después de la Segunda Guerra Mundial. Ojalá las guerras fueran así de inocuas en la realidad y, como mucho, nos topáramos con algún cabreo online por perder la partida.

Company of Heroes 3 y pico

Desde una vista aérea lejana, el juego nos permite seleccionar fuerzas y elegir dónde colocarlas. Se ve un mapa con zonas a desbloquear. Mientras un enemigo muy poderoso tiñe de gris lo que antes eran tierras libres. Un poco más cerca, tras la sesión por turnos que bebe de la saga Total War (también cosa de SEGA), se vive la acción un poco más visceral. Con grupos de soldados a pie o en vehículos terrestres y aéreos, además de construcciones que proveen de refuerzos y material.

Tutorial de Company Of Heroes 3
El PC es una plataforma donde juegos como este mantienen el tipo, alejados de mandos de consola.

El equilibrio está entre obtener o plantar puntos de suministro, medir las fuerzas para alcanzar objetivos estratégicos y gestionar los recursos necesarios para mantener cada centímetro ganado. La estrategia global implica sacrificios. Pero también verdaderos momentos de júbilo cuando triunfa una jugada bien planeada.

Desembarcar en Salermo, por la costa de Amalfi, y emprender el camino hacia Roma es solo el comienzo. Sirve de tutorial para descubrir que ya no se trata de vivir enfrentamientos uno tras otro, bajo un guion establecido. Desde un primer momento nos permiten elegir si mandamos las tropas por la playa y luego atacamos la ciudad o preferimos hacernos con el aeropuerto. Esta libertad sobre el mapa general, con movimientos por turnos, es nueva. A la que sigue algo más familiar, cuando llega la tarea de ejecutar órdenes sobre el terreno, en tiempo real.

Por encima están los generales que ven las cosas desde más lejos aún, en EE.UU., Londres o… bueno, también entre las trincheras partisanas. Contentarlos con nuestras decisiones hará que la entrada en Roma sea un paseo triunfal o una pesadilla.

Gestión de recursos

Hay varios niveles a la hora de la micro gestión. Por un lado está lo que somos capaces de colocar sobre el mapa y la influencia que conseguimos con las tropas desplegadas. Al plantar unidades antiaéreas será más difícil que los paracaidistas alemanes recuperen un aeródromo. Tener blindados en un lugar elevado o sobre un paso estrecho, complicará la vida a los Musolini o Kesselring, con lo que le será más fácil traspasar los obstáculos de la Organización Todt.

Capturar puntos de suministro da bonificaciones a la hora de conseguir munición o combustible, por ejemplo. Estos pueden arder bajo fuego enemigo, pero también si no se tiene cuidado a la hora de bombardear zonas cercanas desde el mar. La sensación de batallas a gran escala es fácil de sentir. Cuando los buques lanzan sus andanadas desde kilómetros de distancia y no se sabe bien cuantas acertarán a amigos y enemigos.

Modos personalizados en Company Of Heroes 3

Donde se pierde algo de “realismo” es al cambiar de las escaramuzas sobre el terreno al mapa general. Es decir, si una misión implica tener multitud de unidades blindadas, plantar defensas antiaéreas y sentir que hemos dejado la zona inexpugnable… superarla por la mínima tiene el mismo efecto. Se siente cierta desconexión entre lo que sufrimos con la parte más tradicional de un Company of Heroes y la novedad de tener un país lleno de casillas conectadas.

La franquicia ganará conforme se pula la parte de gestión sobre el mapa. Con gráficos más detallados que muestren, a primera vista, el tipo de aeronaves que pasan sobre una zona. También, con una inteligencia artificial más trabajada. Capaz de suponer un reto con dificultad creciente, más allá de hacer un número superior de bajas con cada bombardeo. La verdad es que es carne de actualizaciones, porque la base está ahí. Además, nos permite soñar con un Company of Heroes 3 que de un salto notable en calidad visual. No es que ponga en un aprieto al hardware y, con un AMD Ryzen 3 o un Core i3, junto a una Radeon RX 6600 XT se puede jugar de lujo. Esto incluye una gama de portátiles que, en estos momentos, puede considerarse de entrada y con garantías para jugar a este CoH.

Como opinión personal, es muy de agradecer el cambio entre peleas encarnizadas, con prisas por construir, y la vista del mapa general. Da la sensación de tener tiempo para respirar cuando se ve el mapa desde lejos. Como si jugáramos dos papeles diferentes, el del estratega que solo ve figuritas sobre un mapa y el del capitán que arriesga y se llena de fango hasta el gorro. Los diez años que han pasado desde CoH2 han dado para que en Relic Entertainment se replanteen hacia dónde va su saga y vemos un futuro prometedor.

Todo este tiempo parece haber llenado de ideas a los desarrolladores. Con algo muy de agradecer entre medias, la variedad de escenarios. Pues resulta muy difícil repetir terreno y, cuando esto sucede, la experiencia cambia totalmente. Lo que puede ser una sucesión de puestos a conquistar, en la siguiente visita se convierte en una trepidante cuenta atrás hasta recibir refuerzos.

Haz turismo, invadiendo un país

Hablemos del cambio de aires que implica pasar a dirigir los Afrika Korps. Sí, hay otra campaña además de la de Italia. Por duración, con unas 6 horas, puede considerarse una especie de contenido añadido a las 20 horas de camino a Roma. Pero ser Rommel en sus momentos de gloria resultaba algo muy goloso para la franquicia.

Multijugador online en Company Of Heroes 3
El multijugador llega a 4v4, con opciones variadas entre inteligencia artificial y humanos.

Las diferencias van más allá de ver uniformes que no son de tropas inglesas o norteamericanas, o quizá brasileiras… la verdad es que resulta difícil distinguir más allá de los colores. El caso es que en la campaña del Zorro del desierto se hace un uso intensivo de blindados y vehículos de reabastecimiento. Estos tienen la función propia de dar cobertura a las tropas a pie, mientras forman escudos, con poder para derribar fortificaciones. Los ingenieros que vemos en Italia quedan como meras hormiguitas frente a la facultad de reparar sobre la marcha de los vehículos especializados.

De las historias propias del juego hay que decir que tienen su interés. Con personajes que muestran una vida más allá de lo que consiguen en el campo de batalla. Sus aspiraciones vienen marcadas por su origen y cómo han llegado hasta el frente. El desarrollo de las misiones deja ver unas tramas que sirven de complemento al mero juego de estrategia. Como parte del conjunto, ayuda a tener una sensación de estar en medio de algo grande. De producto complejo y ambicioso, aunque tenga flecos por pulir en la parte técnica.

Para el multijugador, esta vez se cuenta con un modo cooperativo para hasta 4v4 en combinaciones contra la máquina. A este se une otro con 4v4 online, en el que los servidores tienen mucho que decir a la hora de vivir una experiencia placentera. Lo bueno de ser un juego de precio completo es que, quien lo compra, se le presupone que va a tomarse en serio lo que hace cuando se conecta. Al menos, esta es la esperanza que tenemos frente a los títulos gratuitos.

Mods en Steam para CoH3
Los mods de CoH3 ya son parte del catálogo en Steam

Pero no solo se trata de vivir las campañas que nos dan y plantear batallas con amigos y enemigos. El juego incluye un gestor de mods con el que prometen ampliar la vida de este Company of Heroes 3 más allá de lo imaginado. Depende de la comunidad de jugadores, pero con 12 años llenos de modificaciones para la segunda entrega, parece que no van a faltar voluntarios.

Te gustará si:

  • Sigues la saga desde… ¿2006? ¿2011?
  • Quieres una mezcla de RTS y estrategia por turnos
  • Te gusta hacer turismo por Italia y el Norte de África
  • No te asusta jugar online a algo de estrategia

No te gustará si:

  • Un puñadito de fallos técnicos te abruman
  • Quieres un Total War puro y duro
  • Odias los juegos de estrategia

By XboxManiac

XboxManiac es la comunidad de Xbox más veterana de España, con las máquinas de Microsoft en vena desde 2001.

Related Post