17 julio, 2024

Ghostrunner llegó como un vendaval el 27 de octubre de 2020 y nos dejó extasiados con su propuesta de ninjas cibernéticos que corren por las pareces matando y muriendo de un solo golpe. Cyberpunk, parkour y katanas es una mezcla que pocos jugones pueden rechazar. El título fue bien recibido gracias a que sus bondades superaban con creces algunos errores de diseño. Justo tres años más tarde, el 26 de octubre de 2023, los polacos One More Level nos traen una continuación que promete ser más de lo mismo pero con una moto. Tranquilo, por suerte han hecho mucho más que añadir un vehículo.

Ghost Runner 2 Gameplay Xbox Series X

El que se para pierde

Si no has jugado al primer Ghostrunner te explico los conceptos básicos. Esto es un shooter en primera persona en el que no puedes disparar, sólo puedes matar usando tu katana y para eso tienes que acercarte. Ellos, tus enemigos, sí que pueden disparar. Al principio sólo balas que puedes esquivar en tiempo ídem o parar con un ataque de la espada, pero sólo si tienes una habilidad muy alta. Luego también te lanzarán ráfagas de energía que sólo puedes saltar o esquivar deslizándote por debajo de ellas.

Para colmo no te puedes cubrir detrás de una piedra y mueres con un solo golpe. Sumando todo esto obtenemos que tienes que moverte todo el rato, si te quedas mirando el paisaje estás muerto. Además en este peculiar futuro nadie recuerda lo que es la tierra firme, los escenarios son una sucesión de plataformas horizontales a las que puedes llegar corriendo por otras plataformas verticales o usando a tu fiel amigo el gancho. Tienes que saltar de una a otra, deslizarte bajo rodillos mortales y matar a los malos por el camino. Todo esto mientras te disparan con mucha puntería. Recuerda la máxima del juego: si estás quieto un segundo lo estarás para toda la eternidad.

Por suerte cuentas con la fragilidad de tus rivales, que también mueren al primer corte, y con que cada vez que mueres apareces una milésima de segundo después en el punto de control. Morir y repetir. Muy rápido. La filosofía es volver a intentarlo hasta que lo consigues. Y cuando lo logras, aunque sea tras treinta intentos, da un gustito muy muy grande. Has conseguido en una sola vida esquivar balas, correr por paredes, partir en dos a una docena de señores, deslizarte bajo mortales ondas de energía y ahora atraviesas la puerta de salida mientras escuchas una flipante música synthwave. Así era Ghostrunner y Ghostrunner 2 recoge todo esto y lo mejora.

Ghostrunner 2

Lo fácil es decir que Ghostrunner 2 es más de lo mismo, ahora con una moto. Esto no tendría nada de malo y más o menos es lo que venden los anuncios del juego: si te gustó el primero este te va a encantar. Y es verdad. Pero no es tan sencillo. Durante estos tres años One More Level ha estado haciendo caso al feedback de sus jugadores y eso se nota en el producto final. El primer juego no era perfecto y tenía aristas que se han pulido para mejorar la calidad de vida del jugador.

La mejora que ha sufrido el apartado técnico de esta segunda parte es simplemente digna de aplauso. El hecho de que ya no sea un juego intergeneracional y que sus autores se hayan centrado en Xbox Series y PlayStation 5 hace que todo luzca mucho mejor y con una fluidez envidiable pese al uso intensivo que hace del ray tracing. La dirección de arte también ha mejorado con unos interiores llenos de neones y tecnología que mejoran lo ya conocido y unos exteriores a lo Mad Max que dan un soplo de aire fresco a la franquicia. Pero lo importante de un juego, por bonito que sea, es su jugabilidad. Y ahí es donde viene la mayor parte de las novedades.

Para empezar ahora podemos bloquear los ataques enemigos, tanto los cuerpo a cuerpo como los proyectiles, que podemos llegar a devolver a su origen. De esta forma ahora podemos eliminar enemigos a distancia. Para esto mismo también podemos lanzar shurikens, que ahora encontramos en una parte temprana de la historia y son mucho más útiles tanto en el combate como para pulsar botones en las fases de exploración.

Un título más amable con el jugador

En el primer juego era un auténtico dolor de culo morir al final de una larga serie de saltos al vacío y tener que repetir todo desde el principio. En Ghostrunner 2 esto se ha solucionado poniendo más puntos de guardado, con lo que las partes a repetir son mucho más cortas. Además tendremos nuevos poderes a nuestra disposición, que nos ayudarán a matar de un plumazo a ese grupo de enemigos que se nos resiste. Aunque estos tardarán mucho en cargarse y deberemos guardar sabiamente para usar sólo en los momentos más desesperados.

Otra cosa que se ha cambiado respecto al primer Ghostrunner es la forma en la que aumentamos el poder de nuestro personaje. Se ha eliminado esa original pero tediosa parte en la que debíamos hacer encajar unas piezas de Tetris para aumentar nuestras capacidades. En Ghostrunner 2 tenemos muchas más destrezas que mejorar. De forma que la gente de One More Level ha optado por un sistema mucho más sencillo en el que simplemente canjeamos experiencia por nuevas habilidades.

Bien, entonces ahora nos podemos proteger, hay más armas y se guarda más veces. ¿Es Ghostrunner 2 un juego fácil? Jajajaja, no, no… no… Perdón. Me ha dado la risa al recordar los millones de veces que he muerto por no alcanzar una pared o por un balazo por la espalda. No, que va, Ghostrunner 2 se ha pulido para ser más amable con el jugador, para que tengamos más armas y recursos para que el control sea más agradable. Pero al mismo tiempo se han añadido más enemigos, mucho más inteligentes que los que vimos en la primera parte. Ahora es todo mucho más variado y espectacular. Y más cabrón.

Tu cara no me suena

Ya no somos el último Ghostrunner, o al menos no el único ninja con implantes cibernéticos. Pronto veremos enemigos que corren por las paredes llevando un par de katanas y que nos van a hacer usar los botones de esquiva y defensa como locos. La mejor forma de acabar con ellos es esperar a que lancen su ataque y hacer un parry en el momento justo. Porque con la posibilidad de defendernos también se añade la de devolver los ataques si nos cubrimos en el momento preciso. Pero para eso debemos centrar la atención y claro, si te paras mucho tiempo mueres.

Te puedes cubrir con la espada, sí, pero esto tiene un límite. Una barra de energía irá menguando con cada bala que paremos y al vaciarse completamente mueres. Así que a los enemigos de toda la vida que disparaban un solo proyectil ahora hay que sumar otros que usan una ametralladora. Una bala se puede detener, pero no todas con las que te acribillan estos nuevos enemigos. Otra vez toca moverse sin parar si queremos vivir.

Según avancemos en la historia nos toparemos con nuevos enemigos que nos pondrán más cuesta arriba las partes de lucha. De forma que esas nuevas habilidades y armas serán muy necesarias para sobrevivir. Paredes y suelos que aparecen y desaparecen pondrán más complicadas las partes de plataformas, así como partes en las que tendremos que acertar a un botón o palanca con un shuriken mientras hacemos parkour. Todo las mejoras de vida que se han añadido en Ghostrunner 2 se ven compensadas con nuevos retos que afrontar.

¿Y lo de la moto, qué?

Pese a todo el trabajo que se ha hecho para mejorar la experiencia de juego respecto al primer Ghostrunner lo que más se destaca en los anuncios es que el protagonista ahora va en moto. Y no es de extrañar porque no sólo hace que el juego sea más rápido y espectacular, es que hay dos juegos en uno. La primera parte de Ghostrunner 2 puede ser considerada la primera parte con muchas mejoras y a partir de que nos motoricemos empieza lo bueno.

La moto significa libertad, poder salir de la torre en la que sucede toda la historia de la primera parte. Ahora podemos salir a las tierras baldías, el desierto que antes fue una civilización. Abandonamos el ciber mundo lleno de metal y entramos en la tierra llena de desierto, coches abandonados y edificios derruidos. Y autopistas. A partir de ese momento Ghostrunner 2 cambia su jugabilidad, ahora la cosa va de desplazarnos con la moto de un punto a otro y una vez allí bajarnos y solucionar una fase como las de antaño. Pero con nuevos escenarios y enemigos.

¿Cómo funcionan las fases sobre dos ruedas? Estas partes son rápidas y espectaculares. Mientras pilotamos a toda velocidad por suelo, paredes y techo, debemos hacer cosas como abrir el camino a base de espadazos o disparar las armas de la moto para eliminar enemigos que se interponen en nuestro camino. Puertas que se cierran, obstáculos que nos obligan a rodar por la pared, saltos kilométricos y momentos en los que debemos saltar de la moto para volver a montarnos en el aire gracias al gancho. Toda la espectacularidad de Ghostrunner pero ahora sobre ruedas.

Resumiendo

Ghostrunner 2. al igual que su predecesor, no es una experiencia para todo el mundo. No hay vidas y volvemos a la vida unos momentos antes de morir. Pero aún así el reto que nos ofrece es muy alto, con algunos picos de dificultad que puede desesperar al más avezado. Pero a fin de cuentas ese es el espíritu que ya tenía su primera parte y lo que esperan los jugadores que se acercan a él.

Todo lo que han hecho One More Level con esta continuación es simplemente lo que se espera de un segunda parte. Han mejorado y pulido hasta el límite lo ya visto. Se han añadido infinidad de pequeños y grandes detalles que hacen de este Ghostrunner 2 uno de los mejores juegos Doble A del año. La cuestión es: ¿eres capaz de afrontar el reto?

Te gustará Ghostrunner 2 si:

  • Jugaste a la primera parte y te dejó con ganas de más sufrimiento placentero.
  • Buscas un título que te rete con una dificultad muy alta.
  • Eres streamer y buscas un nuevo juego con el que lucir tu habilidad o quedar como un manco ante tus seguidores.

No te gustará si:

  • Morir mucho te hace llorar.

Hemos sufrido con mucho gusto la experiencia Ghostrunner 2 en una Xbox Series X gracias a un código de análisis proporcionado por 505 Games.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post