12 junio, 2024

Análisis de Crashy Laps: Carreras retro

¿Te acuerdas de los arcades Super Sprint y Super Off Road? Si tenías la suerte de entrar en un bar y encontrarte uno de estas míticas recreativas, era ver su mueble con tres volantes y tener que jugar una partida. Era irresistible y más si podías jugar con un par de amigos. El solodev CheapeeSoft se acuerda muy bien de esa sensación y quiere traerla de vuelta con su nuevo juego: Crashy Laps. Además cuenta con las fantásticas ilustraciones de Cubopop, que le sientan de maravilla ¿Estás preparado para sentir el olor a goma quemada?

Vistazo a Crashy Laps, juego de carreras retro

Sabor añejo

Si jugaste a cualquier versión de Super Off Road ya intuyes lo que te vas a encontrar en Crashy Laps, aunque la cosa no es del todo igual. En el título de Cheapee vemos el circuito completo de un solo pantallazo y lo recorremos compitiendo contra otros tres bólidos, pero al terminar la carrera no pasamos al garaje para mejorar nuestro vehículo. Aquí la cosa va de ganar puntos para escalar puestos en la competición e ir desbloqueando nuevos circuitos.

Hablando de pistas, contamos con cuatro campeonatos diferenciados gráficamente y también por su creciente dificultad, Candy Lands, Alpine Bridge, Silver Dunes y Frosty Way. Cada una de estas áreas cuenta con cuatro pistas, lo que supone dieciséis circuitos que van de simple a muy enrevesados, desde una simple circunferencia a pistas llenas de curvas, desniveles, saltos y atajos de arena. Empezamos en el sencillo mundo del caramelo y llegamos hasta las heladas y resbaladizas tierras heladas.

Todo esto se multiplica con los diferentes nieveles de dificultad de las IA de los rivales, que pueden ser un poco lerdos o unos auténticos hijos de puta seres muy majetes que nos cortan el camino por las malas. Si queremos completar todas las ofertas de Crashy Laps tenemos un puñado de horas por delante.

Pero modernizado

Lo primero que llama la atención al empezar a jugar a Crashy Laps es que no podemos competir en un campeonato hasta que hayamos dado unas cuantas vueltas a cada pista en solitario. Esto tiene un motivo: tienes que aprender a controlar tu vehículo y familiarizarte con cada nuevo obstáculo del terreno antes de meterte en harina con más coches entorpeciéndote.

Vale que CheapeeSoft se ha inspirado en los arcades clásicos para programar Crashy Laps, pero la física de su juego está modernizada. No vale con girar el mando mientras pisas a fondo, si juegas así las curvas son tu mayor enemigo. Y no es lo mismo competir en una pista plana y bien asfaltada que hacerlo en una que tiene desniveles, saltos, baches, arena, hielo…

No deja de ser un juego cien por cien arcade, pero sus físicas y control van mucho más haya que los juegos de Atari Games y Lelan Corporation. No es que la conducción sea realista, pero tiene una atención al detalle envidiable que nos hará sentir que cada terreno es diferente y debemos aprender a conducir por él. El aprendizaje es tan paulatino que nos mantendrá entretenidos y enganchados a su jugabilidad durante toda la competición.

Amor al retro y al detalle

Crashy Laps es un pequeño gran juego que nos ofrece horas de diversión siempre y cuando aceptemos el reto, porque al principio es difícil el jodido. Es cuestión de aprender a controlar el vehículo y pronto iremos escalando puestos en cada carrera, convirtiéndonos en los amos de la pista. Tiembla Hamilton. Se le nota el cariño por los clásicos y la dedicación en hacer un producto diferente, que la curva de dificultad te agarre del pecho y no te suelte durante días.

Te gustará si:

  • Tienes más años que carracuca y jugaste a los arcades de velocidad cenitales de los ochenta.
  • Disfrutas con los retos justos y medidos.
  • El retro es tu vida y la jugabilidad arcade tu pasión.

No te gustará si:

  • Prefieres los juegos que hagan arder tu tarjeta gráfica con coches recreados de forma realista y charcos que lo reflejen todo en cada curva.
  • Los juegos difíciles te hacen llorar.

Puedes encontrar Crashy Laps en Steam y PlayStation por menos de cinco lereles y por un eurito más en Xbox, o Switch. La versión que nos ha enviado JanduSoft es para PC y la hemos disfrutado en una Steam Deck sin ningún problema de configuración.

By Ché Sáez

Maestro del hipérbaton, señor de las bestias, inventor del humor sin gracia, dixlésico y taaa...rtadmudo.

Related Post